cantárida


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con cantárida: vesicante

cantárida

1. s. f. ZOOLOGÍA Insecto coleóptero, de cuerpo alargado y color verde metálico, que vive sobre sauces, fresnos y tilos. abadejo
2. Ampolla o hinchazón que produce la picadura de este insecto en la piel.
NOTA: Nombre científico: (Lytta vesicatoria.)

cantárida

 
f. zool. Insecto coleóptero (Lytta vesicatoria), de élitros casi cilíndricos y de color verde.
med. Ampolla o llaga que producen las cantáridas sobre la piel.
Sinónimos

cantárida

sustantivo femenino

cantárida:

abadejo
Traducciones

cantárida

cantaride

cantárida

SF (= insecto) → Spanish fly (Med) → cantharides
Ejemplos ?
A esa edad su busto se modelaba ya abundante como próximo a su fin. ¿Cuál fue la verdadera historia de Josefina Pacheco a quien llamaban «la Cantárida»?
Tres meses después, en la Pascua de Diciembre, la viuda del marqués de Mozobamba del Pozo casó á una de sus hijas, habiendo repartido entre sus invitados la siguiente csquelita, que parece un sinapismo cargado de cantárida aplicado a la virreina.
Pero hete aquí que vuelve a ponerle una cantárida el alcalde del pueblo, una aldehuela que se ve a lo lejos, el cual alcalde gasta sotana, corbata blanca y sombrero de totorga.
El cura actual es mi amigo. Con él hablo a menudo y varias veces he inclinado la conversación en torno de la Cantárida. El párroco es un santo y sin embargo cuando se la nombro dice indefectiblemente: «Dios la tenga en su santa gloria».
Más tarde, en la puerta de un veinticuatro o regidor del ayuntamiento plantaron esta cantárida: ::«Al cabildante Ortega, ::que es más ruin que su zapato, ::lo ha dejado de alma-ciega ::un mentecato.
Al cartulario le ardió como cantárida eso de, sin comerlo ni beberlo, oírse llamar, no como quiera simplemente canalla, sino pedazo de canalla, que es el colmo del vejamen, y contestó: -Permítame su señoría ilustrísima decirle que yo no he dado motivo para que me insulte...
Tal vez recordaba el buen viejo la historia romántica de la Cantárida y veía en la hija, cercana ya al crepúsculo de la vida, algo de ese ardor en la mirada y de esa seducción en la voz, que debieron ser la causa de las desgracias y penas de familia de su remoto antecesor.
Y si a cuestión pantomímica Lo reduces, ¿cuál más árida De la de un gordo? La Química A voces una cantárida Recetará a vuestra mímica.
En la casa del lado al curato, vivía una señora que decían todos era ni más ni menos que la hija de Josefina Pacheco la Cantárida.
¡Delicioso jardín...! en una rosa se duerme una cantárida dorada, mientras una nocturna mariposa turba el sueño y le roba la morada.
El artículo de fondo era una cantárida, como que lo había escrito sin encomendarse a Dios ni al diablo un muchacho fogoso, colegialito de San Carlos.
¡Ya estoy cargado de sus reyertas!... –¿Bravatas, eh? –¡Sí, señor! ¡Es usted una cantárida! –¡Pepito! –¡Pepe, por Dios! –¡Es usted peor que el tifus!