Ejemplos ?
En la primera historieta de él que se conoce, "13 en la mesa" (1947), su atuendo es más bien propio de un mendigo, pero pronto Escobar le adjudicó su indumentaria característica: camiseta a rayas, cuello alto (hasta taparle la boca), pajarita y la cabeza cubierta con un sombrero canotier.
Sin embargo, hay excepciones notables de ex-jugadores que no sentían la necesidad de utilizar uniforme una vez que se convertían en el mánager del equipo: Burt Shotton dirigió a los Dodgers de Brooklyn vestido con un atuendo informal y una corbata de lazo, mientras que Connie Mack fue célebre a comienzos del siglo XX por usar un traje y corbata con sombreros de bombín, panamá o canotier.
Físicamente, su protagonista muestra cierto parecido con Calixto, creado por Peñarroya ese mismo año. Comparte también pajarita y sobrero canotier con Mr.
El señor Zumpano fue el primero que importó la paja para la manufactura del tipo de sombreros canotier (paglietta) y aplicando la técnica de la aventajada industria sombrerera italiana, puso en el mercado sombreros que en calidad igualaban a los extranjeros y a un precio que sorprendió por lo bajo.
Se solía adornar con una cinta negra o de color azul o de rayas que a menudo representan una escuela, una tripulación de remo o una institución. La máquina con la que se cosía el canotier estaba creada específicamente para este tipo de sombrero.
También era utilizado por la clase media en sus comidas campestres, excursiones de fin de semana o acontecimientos más formales. Con el tiempo, el canotier fue utilizado por todas las clases sociales.
Era utilizado por los actores musicales del vodevil, así como por los agentes del FBI en tiempos de la pre-guerra. En el mundo del cine, los actores Gene Kelly, Fred Astaire o Maurice Chevalier fueron los máximos representantes del canotier.
En películas como “Inherit the Wind”(1960), de Stanley Kramer o “The Music Man”(1962), de Robert Preston, el canotier se convirtió en un complemento indispensable.
Coco Chanel eligió el canotier como símbolo de la nueva era, consiguiendo imponer el sombrero como uno de los símbolos de la nueva mujer.
Estrena Grands soirs de Paris de José Padilla, y en los años 60 incursiona en un género insospechado: el twist (Avec mon canotier).
En la primera temporada estuvo presentado por el actor Pablo Sanz, que - tras interpretar con canotier y bastón - un popular tema de Mario Clavell, daba lugar a las sucesivas actuaciones.
Es uno de los personajes principales del segmento, no se sabe su origen pero siempre menciona algo que tenga que ver con Checoslovaquia. Viste un saco y unos pantalones de color negro, y un sombrero canotier (todos estos vestuarios de los años 1970 y 1971).