canoro

(redireccionado de canoras)
También se encuentra en: Sinónimos.

canoro, a

(Del lat. canorus < canere, cantar.)
1. adj. Se aplica al que tiene un canto agradable al oído el ruiseñor es un pájaro canoro.
2. culto Que tiene una voz o un sonido agradable me gusta escuchar esta música canora.

canoro, -ra

 
adj. Grato y melodioso.

canoro, -ra

(ka'noɾo, -ɾa)
abreviación
1. pájaro que tiene un canto agradable y melodioso El canto canoro del ruiseñor nos despierta en la mañana.
2. persona, ave o sonido desagradable que tiene voz o sonido grato y melodioso voz canora
Sinónimos

canoro

, canora
adjetivo
Traducciones

canoro

melodious

canoro

canoro

canoro

ADJmelodious, sweet, tuneful
ave canorasongbird
Ejemplos ?
También Almamía desempeñaba diversos papeles, lo que daba lugar a grandes conflictos, porque a las veces se le antojaba a Blanquita que el turpial de papá, que estaba en su jaula adosada a la pared del patio principal, por allá muy arriba, o que el canario de mamacita, cuya jaula colgaba de la ventana del costurero, tomaran participación en sus fiestas religiosas, pues en su instinto estético se le figuraban estas dos aves canoras y sus elevadas prisiones, algo así como el coro que había visto en las iglesias, a donde la llevaban con frecuencia.
pero en vuestro ceño, radiante numen, advierto no sé qué displicencia que me obliga a omitir la pintura de las flores, los favonios, las avecillas canoras y los arroyuelos.
¿Dónde los bosques sonoros y poblados? ¿Dónde el trinar de las canoras aves? Se explica la alegría de la primavera en Italia, en países donde el invierno es blanco sudario, desolada sábana de nieve, donde los árboles se esqueletizan, el cielo amenaza con tempestades, la nieve cubre la tierra y el frío mata a los ancianos.
Madre es de la joven de los ojos negros, y por eso exclama con grandes lamentos: «¡Qué alegre está el mundo! ¡Qué alegre está el cielo! ¡Qué alegres las aves canoras!, y, en cambio, ¡qué triste mi pecho!»
Tú al labrador despiertas y a las aves canoras en tus primeras horas, y son tuyos sus cantos matinales; por ti siente el guerrero en amor patrio enardecida el alma, y al pie de tu ara rinde placentero su laurel y su palma, y tuyos son sus cánticos marciales.
Si Orfeo pudo evocar los manes de su esposa con el auxilio de su lira y de sus canoras cuerdas; si Pólux rescató a su hermano, alternando en la muerte con él, y si tantas veces va y vuelve por este camino, ¿Para qué he de recordar al gran Teseo?
Veíanse en sus lomas entre otros árboles, el castaño de América, el medicinal jigüero, el mamey de sabroso fruto, y la palma de yaguas con su espada verde y aguda, que descuella sobre sus elegantes ramas, sirviendo su punta de asiento a las canoras avecillas, y el plátano cuyas anchas, sonantes y lánguidas ramas se mecen suavemente doradas por la luz del día; todo esto en medio de pastos frescos y abundosos en que se veían pacer algunas vacas mientras retozaban sus terneras.
Y a más, serrana, hay aquí Sitio tan fresco y tan blando, Que tengo yo para mí, Que anhelo tardanza en ti Por sólo estarte aguardando. »Aquí las aguas sonoras Rodando en la hierba van, Y aquí las aves canoras, Del bosque alegres cantoras, Música dulce me dan.
El uno gracioso, elegante, adornado con todos los órdenes de arquitectura, cercado de jardines donde se elevan los más sombrosos árboles; donde se abren las más hermosas flores, donde cantan las más canoras aves, donde rugen las más horribles fieras.
Tus amores de niña sólo fueron Blandos gorjeos de canoras aves, Brisas del sentimiento, juguetonas, de las flores del alma, aromas suaves.
-Bien, caballero; basta por lo que respecta al harem. JACOBO .- Tendríamos allí jardines que envidiaría Lenôtre, lagos y chalupas, bosques poblados de canoras aves.
De los frescos y límpidos raudales el murmullo apacible; de mis canoras aves tropicales el melodioso trino que resbala por las ondas del éter invisible; los perfumados hálitos que exhala el cáliz áureo y blanco de las humildes flores del barranco; todo a soñar convida, y con suave empeño, se apodera del alma enternecida la indefinible vaguedad de un sueño.