candelero

candelero

1. s. m. Soporte para mantener derecha la vela y que consiste en un cilindro hueco unido a un pie. candela
2. PESCA Instrumento para pescar deslumbrando a los peces con teas encendidas.
3. Lámpara formada por un vaso con uno o varios picos o mecheros y por un eje en que puede girar, terminado por arriba en un asa y por abajo en un pie. velón
4. OFICIOS Y PROFESIONES Persona que hacía o vendía candelas.
5. en el candelero loc. adv. En posición destacada, de actualidad es la actriz que está en el candelero.

candelero

 
m. Utensilio para mantener derecha la vela o candela.
Velón.
Instrumento para pescar deslumbrando a los peces con teas encendidas.
En candelero.fig. En puesto, dignidad o ministerio de gran autoridad.
mar. Puntal de madera o de hierro que sirve para asegurar en él una cuerda, tela, listón o barra.

candelero

(kande'leɾo)
sustantivo masculino
1. soporte para sujetar y mantener derecha una vela Hay candeleros en el centro de las mesas.
2. lámpara de aceite con mechero No hay electricidad: tendremos que encender el candelero.
3. reflector para deslumbrar los peces y atraparlos El candelero está junto a los utensilios de pesca.
4. persona que fabrica o vende candelas El candelero distribuía su mercadería en el santuario.
expresa que un suceso goza de fama, publicidad, autoridad o éxito Esta actriz supo mantenerse en el candelero durante todo el verano.
Traducciones

candelero

candlestick

candelero

svícen

candelero

lysestage

candelero

Kerzenhalter

candelero

kynttilänjalka

candelero

bougeoir

candelero

svijećnjak

candelero

ろうそく立て

candelero

촛대

candelero

kandelaar

candelero

lysestake

candelero

świecznik

candelero

castiçal

candelero

ljusstake

candelero

เชิงเทียน

candelero

şamdan

candelero

giá đỡ nến

candelero

烛台

candelero

SM
1. (= candelabro) → candlestick; (= lámpara) → oil lamp
en (el) candelero estar en el candelero [persona] → to be in the spotlight o limelight; [tema] → to be in the news
poner algo en candeleroto bring sth into the limelight
tema en candelerohot topic, subject of great current interest
2. (Náut) → stanchion
Ejemplos ?
Algunas veces al cielo mira con ojos que imploran el milagro de Josué que alargó un día unas horas; y a un candelero sin vela vuelve sus miradas otras con fuego tal, que, a tenerlo, la incendiaran por sí solas.
La actitud que asumió Manuel Camacho a la hora que se eligió al candidato del PRI a la Presidencia de la República fue entendida por mucha gente como una oposición intrínseca; sin embargo, usted lo puso nuevamente en el candelero político para que pudiese desahogar todos sus pensamientos en bien del país.
Mírale andar en coche como un conde, la bolsa llena de oro, y por su oficio pregúntale por ver si te responde. Pues ese es jugador; noble ejercicio; tiene en el candelero que sustenta, sino un condado real, un beneficio.
La Unión Liberal está de pláceme con el nombramiento del general Serrano; tiene a su jefe verdaderamente en candelero; poco importa que no alumbre.
Pongamos en el lugar de la palabra señaladora de este solemne concepto, envejecido ya tras los quinientos años pasados desde entonces, una voz que designe alguna noción en actual candelero, por dispares que pudieran parecernos las unas de las otras, cultura, nota o marca o seña de identidad, revolución, mercado, lo que fuere, y no nos será difícil intuir lo que quiso señalar Nebrija, esto es, que la lengua es un arma, una herramienta primordial, insubstituible por ninguna otra y necesaria para darnos sentido y presencia y abrir las más amplias perspectivas a nuestros anhelos.
31 Y á cargo de ellos estará el arca, y la mesa, y el candelero, y los altares, y los vasos del santuario con que ministran, y el velo, con todo su servicio.
35 Y pondrás la mesa fuera del velo, y el candelero enfrente de la mesa al lado del tabernáculo al mediodía; y pondrás la mesa al lado del aquilón.
Nadie enciende una lámpara para esconderla o taparla con un cajón, sino que la pone en un candelero para que los que entren vean la claridad.
«Fue su excelencia -dice un cronista- hombre de virtud eminente, y se distinguió mucho por su caridad, pues varias veces se quedó con la vela en la mano porque el candelero de plata había dado a los pobres, no teniendo moneda con que socorrerlos; frecuentaba sacramentos y era un verdadero cristiano».
Y, en esto, sin aguardar que otra vez la llamasen, tomó una vela encendida sobre un candelero de plata, y, con más vergüenza que temor, fue donde el Corregidor estaba.
¡Basta, señor, basta!», y unas veces derribando el tintero sobre el escrito llénamelo de borrones, y otras, que son las más, asiendo de un apagador, encájalo por montera sobre el candelero y apaga la luz.
A cada lado del reloj había un candelero, formado de un negro de bronce, posado sobre una basa redonda de mármol adornada de cadenitas del mismo metal; llevaba el negro sobre la cabeza, y en cada mano, unos cestos de flores doradas, en cuyos centros se colocaban las velas.