canónico

(redireccionado de canónicos)

canónico, a

(Del lat. canonicus, clérigo, conforme a las reglas.)
1. adj. RELIGIÓN Que está ajustado a los cánones y demás disposiciones eclesiásticas.
2. Que se ajusta a un canon con exactitud.
3. RELIGIÓN Se aplica al texto que está en los libros de la Sagrada Escritura.

canónico -ca

  (del l. canonicu)
adj. catol. Conforme a los cánones y demás disposiciones eclesiásticas.
fís. y mat. Significa «adaptado o ajustado lo mejor posible». Se aplica a magnitudes o fórmulas que sirven para describir un proceso.

canónico, -ca

(ka'noniko, -ka)
abreviación
1. religión relativo a los cánones y disposiciones de la iglesia Está estudiando derecho canónico.
2. religión texto, libro que es establecido o admitido por una tradición o religión evangelio canónico
3. que se ajusta a las características de un canon con exactitud norma canónica
Traducciones

canónico

canonical

canónico

canonico

canónico

canonique

canónico

canonieke

canónico

canônico

canónico

الكنسي

canónico

kanoniczny

canónico

规范

canónico

規範

canónico

kanonický

canónico

標準

canónico

정식

canónico

ADJcanonical
derecho canónicocanon law
Ejemplos ?
La Perla de Gran Precio llegó a usarse en forma muy extensa, y subsiguientemente llegó a ser uno de los libros canónicos de la Iglesia al ser aprobado por la Primera Presidencia y por la conferencia general que se llevó a efecto en Salt Lake City el 10 de octubre de 1880.
Que no hay autoridad que permita en ningún caso a los cristianos el quitarse a sí propios la vida Por eso, no sin motivo, vemos que en ninguno de los libros santos y canónicos se dice que Dios nos mande o permita que nos demos la muerte a nosotros propios, ni aun por conseguir la inmortalidad, ni por excusarnos o libertarnos de cualquiera calamidad o desventura.
Tal es la antigua y constante creencia de la Iglesia definida solemnemente por los concilios de Florencia y de Trento, confirmada por fin y más expresamente declarada en el concilio Vaticano, que dio este decreto absoluto: «Los libros del Antigo y del Nuevo Testamento, íntegros, con todas sus partes, como se describen en el decreto del mismo concilio (Tridentino) y se contienen en la antigua versión latina Vulgata, deben ser recibidos por sagrados y canónicos.
También está averiguado que Salomón profetizó en sus libros, de los cuales tres están admitidos por canónicos, a saber: los Proverbios, el Eclesiastés y el Cántico de los Cánticos; los otros dos, el de la Sabiduría y el Eclesiástico, por la semejanza del estilo, comúnmente se atribuyen también a Salomón.
No es natural que Salomon haya dicho: Yo observo la cara del rey; y es mucho mas verosimil, que el autor haya querido hacer hablar á Salomon, y que por la perturbacion del juicio que se observa en muchos rabinos, olvidase frecuentemente en el cuerpo del libro, que era un rey al que hacia hablar. Lo que mas sorprende á los criticos es que se haya consagrado esta obra entre los libros canónicos.
La Iglesia los tiene por sagrados y canónicos, no porque, habiendo sido escritos por la sola industria humana, hayan sido después aprobados por su autoridad, ni sólo porque contengan la revelación sin error, sino porque, habiendo sido escritos por inspiración del Espíritu Santo, tienen a Dios por autor»(58).
Desde este tiempo, después de reedificado el templo hasta Aristóbulo, no hubo reyes entre los judíos, sino príncipes, y el cómputo de estos tiempo no se halla en las santas Escritura que llamamos canónicas, sino en otro libros, y, entre ellos, en los que se intitulan de los Macabeos, los cuales tienen por canónicos no los judíos, sino la Iglesia, por los extraños y admirables martirios de algunos Santos mártires que contienen, quienes, antes que Cristo encarnase, pelearon valerosamente hasta dar su vida en defensa de la ley santa del Señor, padeciendo cruelísimos y horribles tormentos.
Fuera de éste se citan y alegan algunas particularidades escritas bajo el nombre de los verdaderos profetas; pero no valen ni aun para la copia de noticias, porque es incierto si son de los que se asegura ser; por eso no les damos crédito, especialmente a lo que se halla en ellos contra la fe de los libros canónicos, lo cual demuestra que de modo alguno sean suyos.
A continuación se nombran, según Derleth, los trece relatos de Lovecraft pertenecientes a este ciclo literario ordenados de acuerdo a su fecha de creación: La ciudad sin nombre (1921) El ceremonial (1923) La llamada de Cthulhu (1926) El color surgido del espacio (1927) El caso de Charles Dexter Ward (1927-1928) El horror de Dunwich (1928) El que susurra en la oscuridad (1930) La sombra sobre Innsmouth (1931) En las montañas de la locura (1931) Los sueños en la casa de la bruja (1932) La cosa en el umbral (1933) En la noche de los tiempos (1934) El morador de las tinieblas (1935) Si bien estos relatos son considerados canónicos...
Por ejemplo, en los "Evangelios de Hatton" (Los evangelios canónicos traducidos a sajón occidental), escritos por el año 1160, se encuentran en Mateo i-iii palabras como child o chyld, riche y mychel, traducidas de cild, rice y mycel; palabras del antiguo inglés del que fueron copiadas.
La Cristología, un área de la teología, se ocupa principalmente de estudiar la naturaleza divina de la persona de Jesucristo, según los evangelios canónicos y los demás escritos del Nuevo Testamento.
La fuerte presencia de esas tradiciones en la liturgia lleva con frecuencia a olvidar que ninguno de ellos ha sido incluido entre los Evangelios canónicos.