campeador

Búsquedas relacionadas con campeador: moros, escaño

campeador, a

adj./ s. MILITAR Que se distinguía en el campo de batalla por su valor y sus acciones heroicas el Cid Campeador.

campeador

 
adj.-m. Que sobresalía en el campo con acciones señaladas; por excelencia, díc. del Cid, Ruy (Rodrigo) Díaz de Vivar.
Ejemplos ?
La espada que blandiera Bolívar en Junín, y Sucre en Ayacucho, con toda heroicidad, fue tu espada que un día se hiciera eternidad en Bailén y Numancia, Lepanto y San Quintín! San Martín, tiene el gesto del Cid Campeador, Luzuriaga estupendo, de Pelayo el valor.
Bravo, como el Cid Campeador, sus ascensos todos los había ganado con la punta de la espada; y leal al rey como el mastín a su dueño, mereció que el monarca lo nombrase para mantener la fidelidad a la corona entre sus vasallos de X..., fidelidad que los insurgentes del resto de la América empezaban a hacer bambolear.
Ellos con los otros vinieron a la cort; aquí está con Mío Çid el obispo don Jherónimo, el bueno de Álbar Fánnez cavallero lidiador, e otros muchos que crió el Campeador.
entro en Vallençia Mío Çid el Campeador non lo detarda, pora las vistas se adobó: ¡tanta gruessa mula & tanto palafré de sazón, tanta buena arma & tanto buen cavallo coredor, tanta buena capa & mantos & pelliçones!
Delant el rrey fincó los inojos aquel Munno Gustioz: besábale los pies aquel Munno Gustioz: «¡Merçed, rrey Alfonsso: de largos rreinos a vos dizen sennor! Los pies & las manos vos besa el Campeador; ele es vuestro vassallo & vos sodes so sennor.
hyo vos canté la missa por aquesta mannana; pídovos un don & séam’ presentado: las feridas primeras que las aya yo otorgadas.» Dixo el Campeador: «Des aquí vos sean mandadas.» 95.
Minaya Álbar Fánnez & aquel Pero Vermúez, Martín Munnoz & Martín Antolínez el burgalés de pro, el obispo don Jerónimo coronado mejor, Álvar Álvarez & Álvar Savadorez, Munno Gustioz el cavallero de pro, Galind Garçíaz el que fue de Aragón: estos se adoban por ir con el Campeador e todos los otros que i son.
idamos nuestras mugieres al Çid Campeador; digamos que las levaremos a tierras de Carrión, ensennarlas hemos do las heredades son; sacarlas hemos de Valençia, de poder del Campeador, después en la carrera feremos nuestro sabor ante que nos rretrayan lo que cuntió del león.
Hya vos sabedes la ondra que es cuntida a nos, cuémo nos han abiltados ifantes de Carrión; mal majaron sus fijas del Çid Campeador, majadas & desnudas a grande desonor desenparadas las dexaron en el rrobredo de Corpes a las bestias fieras & a las aves del mont.
Non quiero que nada pierda el Campeador; a todas las escuellas que a él dizen sennor porque los deseredé todo ge lo suelto yo; sírvanles sus heredades do fuere el Campeador.
Álvar Salvadórez & Galind Garçíaz el de Aragón a aquestos dos mandó el Campeador que curien a Valençia d’alma & de coraçón & todos los que en poder d’essos fossen; las puertas del alcáçar que non se abriessen de día nin de noch, dentro es su mugier & sus fijas amas a dos en que tiene su alma & su coraçón, e otras duennas que las sirven a su sabor; rrecabdado ha commo tan buen varón que del alcáçar una salir non puede fata que s’ torne el que en buen ora nascó.
Quierovos dezir lo que es más granado: non pudieron ellos saber la cuenta de todos los cavallos que andan arriados & non ha qui tomalos, los moros de las tierras ganado se an i algo; mager de todo esto el Campeador contado de los buenos & otorgados cayéronle mill & D cavallos; quando a Mío Çid cayeron tantos los otros bien pueden fincar pagados.