campanario


También se encuentra en: Sinónimos.

campanario

s. m. ARQUITECTURA Torre de una iglesia donde están colocadas las campanas el campanario dominaba todo el pueblo. campanil

campanario

 
m. Torre, espadaña o armadura donde se colocan las campanas.
De campanario. Díc. del hecho o propósito ruin y mezquino.

Campanario

 
Mun. de la prov. española de Badajoz; 5 765 h.

campanario

(kampa'naɾjo)
sustantivo masculino
torre que alberga una campana el campanario de la iglesia
Sinónimos

campanario

sustantivo masculino
Traducciones

campanario

clocher

campanario

belfry, steeple

campanario

věžička

campanario

spir

campanario

Kirchturm

campanario

kirkontorni

campanario

zvonik

campanario

尖塔

campanario

뾰족탑

campanario

torenspits

campanario

spir

campanario

wieża

campanario

kyrktorn

campanario

ยอดหลังคา

campanario

kilise kulesi

campanario

ngọn tháp

campanario

尖塔

campanario

SM
1. [de iglesia etc] → belfry, bell tower, church tower
2. (pey) de campanariomean, narrow-minded
espíritu de campanarioparochial o parish-pump attitude
Ejemplos ?
Pero Juan se volvió una vez más a contemplar la vieja iglesia donde recibiera de pequeño el santo bautismo, y a la que había asistido todos los domingos con su padre a los oficios divinos, cantando hermosas canciones; en lo alto del campanario vio, en una abertura, al duende del templo, de pie, con su pequeña gorra roja, y resguardándose el rostro con el brazo de los rayos del sol que le daban en los ojos.
Al cabo de tres días de camino a través de campos tristes vislumbramos a través de los árboles el gallo del campanario de la iglesia donde debía servir.
Del esbelto campanario Salen y rayan los cielos Las palomas con sus vuelos, Cual si las torres, mi vida, Te dieran la bienvenida Agitando sus pañuelos.
La bandera tricolor de latón sigue girando en lo alto del campanario de la iglesia; la tienda del comerciante de novedades sigue agitando al viento sus dos banderolas de tela estampada; los fetos del farmacéutico, como paquetes de yesca blanca, se pudren cada día más en su alcohol cenagoso, y encima de la puerta principal de la posada el viejo león de oro, desteñido por las lluvias, sigue mostrando a los transeúntes sus rizos de perrito de aguas.
Algún día, a falta de herederos, el Municipio tomaría posesión del viejo templo, pero más valdría dejarlo en paz y esperar a que se viniera abajo por sí solo, no fuera que despertasen ciertas cosas que debían descansar eternamente en los negros abismos de la noche. Después de marcharse el guardia, Blake permaneció allí, contemplando la tétrica aguja del campanario.
Techos, paredones, huacas, todo estaba lleno de espectadores, que, en diversas actitudes, tenían la vista fija en un mismo punto. El campanario del pueblo era el mejor sitio de observación.
Parece que, a pesar de la prolija curación, no quedó con el juicio muy en sus cabales; pues en 1819 subiose un día al campanario de la Merced y dio el salto mortal.
Fray Andrés de Talamantes, sin escuchar sus descargos, lo mandó encerrar a pan y agua en el calabozo construido debajo del campanario y cuya puerta colinda con la capilla de la Virgen de Dolores.
Pero tratándose de juzgar un hecho histórico, pongo aparte mi condición de peruano, desciendo del campanario de mi parroquia, ceso de ver las cosas por el lado egoísta del bene- ficio reportado, y echóme á discurrir con criterio desapasio- nado, recto, independiente.
En el Anexo del Hotel Diligencias, en donde hay una cierta resistencia, los americanos disparan a las ventanas y matan a 10 personas. Tienen que desalojar a tiradores del campanario de la Catedral.
-¡Ea, boba -replicó Repolido-, acabemos ya, que es tarde, y mire no se ensanche por verme hablar tan manso y venir tan rendido; porque, ¡vive el Dador!, si se me sube la cólera al campanario, que sea peor la recaída que la caída!
Cuando desde lo alto de la cuesta divisó en el valle el campanario de la iglesia con su bandera de hojalata que giraba al viento, sintió ese deleite mezcla de vanidad triunfante y de enternecimiento egoísta que deben de experimentar los millonarios cuando vuelven a visitar su pueblo.