camello


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con camello: camella, dromedario

camello

(Del lat. camelus < gr. kamelos.)
1. s. f. ZOOLOGÍA Mamífero rumiante artiodáctilo, de gran altura, con patas largas y dos gibas dorsales que acumulan reservas de agua, típico de zonas desérticas.
2. s. m. argot Traficante de droga en pequeñas cantidades la policía perseguía a los peces gordos y no a los camellos.
3. NÁUTICA Mecanismo flotante que sirve para suspender un buque, disminuyendo su calado.
4. camello pardal ZOOLOGÍA Jirafa, rumiante de cuello largo de las sabanas africanas.

camello -lla

 
m. f. zool. Mamífero artiodáctilo, de la familia camélidos (Camelus bactrianus), de talla elevada, cuello muy largo, cabeza pequeña, con dos jorobas en el dorso, formadas por una aglomeración de grasa. Está adaptado a la vida en los desiertos.
fam.Persona que vende droga en pequeñas cantidades.

camello, -lla

(ka'meʎo, -ʎa)
sustantivo masculino-femenino
1. zoología cuadrúpedo rumiante con dos jorobas en el dorso camello asiático
2. persona que se dedica al tráfico de drogas Detuvieron a tres camellos.
Sinónimos

camello

sustantivo masculino
(col.)traficante.
Un camello es un traficante de drogas al por menor.
Traducciones

camello

camel, dealer

camello

kameel

camello

جمل, جَمَل

camello

камила

camello

camell

camello

velbloud

camello

kamelo

camello

kameli

camello

גמל

camello

camelo

camello

cammello

camello

ラクダ

camello

낙타

camello

kameel, drugshandelaar

camello

kamel

camello

wielbłąd

camello

camelo

camello

kamel

camello

lạc đà, con lạc đà

camello

骆驼

camello

kamel

camello

deva

camello

อูฐ

camello

deve

camello

駱駝

camello

SM
1. (Zool) → camel
camello bactrianoBactrian camel
2. (= traficante) → dealer, pusher
3. (Náut) → camel
Ejemplos ?
El joven decía la verdad, aunque la cólera lo cegaba. Prosiguió: -Allí tienes al hijo de Ber, enjuto como un perro, y loco como un camello cuando llega la primavera.
Ibu Abucab intentó la suprema defensa: -Estaba escrito. El visitante no se dejó apabullar por la respuesta: -¿Puedes jactarte tú de haber amarrado al camello a una buena estaca?
No os pesará. Mi narración es más sabrosa que la pata de camello hervida en leche agria. Mercader timorato de tus monedas, escucha al Ciego...
Detrás está la tienda del kabila, que lleva a los viajes: el pollino se revuelca en el polvo: el hermano echa en un rincón la silla de cuero bordado de oro puro: el viejito a la puerta está montando en el camello a su nieto, que le hala la barba.
19.24. Os lo repito, es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja, que el que un rico entre en el Reino de los Cielos.
Además, “comen guanacos, animales silvestres semejantes al camello, pero que carecen de joroba y no sirven para la carga; también se alimentan con huevos de avestruces”.
La parte de la casa dedicada a vivienda del señor director era mucho mejor y confortable que la nuestra, y tenía un trozo de jardín que era como un edén al lado de nuestro horrible patio de recreo, pues nuestro patio se parecía de tal modo a un desierto en miniatura, que yo pensaba siempre que sólo un camello o un dromedario se sentirían allí como en su casa.
Dais el Bint Abdalla permanecía silencioso, como cuadra a un buen hijo. El viejo Faraj continuó: -Te has enredado como un camello en tus propias cuerdas.
Un día recuerdo que maté una araña negra y peluda, grande como un cangrejo. Oscilando sobre sus patas de camello se aproximaba a Bokapi, que dormía.
Acudía a él gente de toda la región de Judea y todos los de Jerusalén, y eran bautizados por él en el río Jordán, confesando sus pecados. 1.6. Juan llevaba un vestido de pie de camello; y se alimentaba de langostas y miel silvestre. 1.7.
25. Es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja, que el que un rico entre en el Reino de Dios.» 26. Los que lo oyeron, dijeron: «¿Y quién se podrá salvar?» 27.
Por otro lado, la palabra alfabeto se halla constituida por los nombres de las dos primeras letras de la escritura en griego: alfa y beta, que a su vez proceden del hebreo “alef” (casa: su forma es como la de una casa) y “beth” (Camello: su forma era en el origen, horizontal, y su silueta semejaba a un camello).