camarista

(redireccionado de camaristas)

camarista

s. m. Argent. Miembro de la cámara de apelaciones.

camarista

(kama'ɾista)
sustantivo masculino
persona que pertenece a la cámara de apelaciones Renunció un nuevo camarista.
Traducciones

camarista

camériste

camarista

SMF (Argentina) → member of Court of Appeal
Ejemplos ?
No obstante, el 11 de diciembre de 2012, un grupo de camaristas, jueces, fiscales y defensores públicos de todo el país publicó un documento crítico, en forma de solicitada en los diarios y Ámbito Financiero respecto al comunicado emitido por la Comisión de Libertad de Expresión, afirmando que «La independencia del Poder Judicial no debe entenderse limitada a la relación que debe existir entre los poderes del Estado» y que «Los magistrados también deben ser independientes de los intereses económicos de las grandes empresas, de los medios de comunicación concentrados, de los jueces de las instancias superiores e incluso de las organizaciones que los representan».
El 17 de junio de 2011, la Cámara de Apelaciones y Garantías de Morón ordenó la detención de Cepeda por el delito de extorsiones reiteradas y amenaza coactiva.Uno de los camaristas que ordenó la detención de Cepeda es el Dr.
Los más comunes en esta categoría son los uniformes para cocineros como las filipinas para chef, pantalones en diversos modelos y dibujos para cocinar, zapatos antideslizantes, gorros de papel y tela, redecillas para el cabello, ropa para meseros, bartenders, camaristas, botones y hasta para jardineros.
Integraron la mayoría los jurados Guillermo Sagues y Enrique Basla, representantes de los abogados, Jorge Agúndez, senador por San Luis por La Unión Cívica Radical, los camaristas Horacio Billoch Caride y Sergio Dugo, y Manuel Baladrón, senador por La Pampa por el Partido Justicialista.
Esta es una princesa con máscara, que luego a de ser perra con sus vasallos, como lo indica el reverso de su cara imitando un peinado: el pueblo necio aplaude estos enlaces; y detrás viene orando un embustero en traje sacerdotal por la felicidad de la nación. (Bodas de las Camaristas).
Fue del agrado del César elegir por camaristas tres o cuatro consejeros del de Castilla (cuya práclica se continuó sin número fijo) para que confiriesen y consultasen al rey las dependencias que indistintamente se les cometían pues no tuvo negocios propios, ni señalados hasta que Felipe II por su Real Cédula de 6 de enero de 1588 le aplicó el conocimiento de todas las materias pertenecientes al Real Patronato eclesiástico, Gracia y Justicia con jurisdicción privativa en cuanto a ellas tocase.
A partir del Juicio por la Verdad, y a raíz de su caso, comenzó a tomar contacto con jueces y camaristas del fuero penal, con el Ministerio Público, con la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y de diversas provincias, con la Defensoría de la Nación, con personalidades del país y del exterior, y con Madres, Abuelas e HIJOS de distintos puntos del país.
La Nación:, 31-07-2009 Sin embargo, en el mismo fallo, los camaristas Santiago Corcuera y Rodolfo Munné advirtieron que si luego de las elecciones llegaba a comprobarse que los candidatos no habían sido «honestos» ante la Cámara, se trataría de una «inaceptable manipulación de las instituciones de la República».
Clarisas Capuchinas, se recibe la autorización para usar el título de Seráfica por dicha Orden. Las Monjas capuchinas de esta ciudad, son nombradas camaristas de honor de nuestras imágenes titulares.
En julio de 2015 los camaristas Ricardo Pinto, Juan Cicciaro y Mariano Scotto ratificaron los procesamientos a Raúl Etchebehere, Juan María de Anchorena, Carlos Sánchez, Hugo Pifarré, Rubén Lusich, Horacio Foster, Rodrigo Arboleda Halaby, Eduardo Ordoñez, Mario Eijo de Tezanos Pinto, Néstor Eijo, Juan Ravagnán, Vicente Francos, Luis Walter, Juan Carlos González, Carlos Simone y Jaime Bernasconi.
Helman, op. cit., p.213 Manuscrito de Ayala: Reprende los matrimonios a ciegas, como los de las princesas y camaristas. Manuscrito de la Biblioteca Nacional: Los matrimonios se hacen regularmente a ciegas: las novias adiestradas por sus padres, se enmascaran y atavían lindamente para engañar al primero que llega.
Pero los camaristas Gustavo Bruzzone, Rodolfo Pociello y Mirta Lopez González confirmaron un fallo de primera instancia, el cual había archivado la denuncia, y sobreseyeron por inexistencia de delito a los diez denunciados, lo que dio por cerrada la causa.