camarero

(redireccionado de camareros)
También se encuentra en: Sinónimos.

camarero, a

1. s. OFICIOS Y PROFESIONES Persona encargada de servir las consumiciones en un restaurante o un bar.
2. OFICIOS Y PROFESIONES Persona que se encarga del arreglo de las habitaciones de un hotel o de los camarotes de un buque.

camarero

 
m. Oficial de la cámara del Papa.
Empleado que sirve en las fondas, barcos de pasajeros, etc., y cuida de sus aposentos.
Mozo de café, horchatería u otro establecimiento semejante.

camarero, -ra

(kama'ɾeɾo, -ɾa)
sustantivo masculino-femenino
1. persona que sirve en un local de comidas camarero de bar
2. religión persona que se encarga del cuidado de los altares camarera de altares
3. responsable principal de la cámara del rey camarero real
Sinónimos

camarero

, camarera
sustantivo
2 barman.
El barman acostumbra a trabajar detrás de la barra de un bar o local.
Traducciones

camarero

waiter, steward/stewardess, waiter/waitress, steward, barman, bartender

camarero

barman, číšník

camarero

bartender, tjener

camarero

baarimikko, tarjoilija

camarero

konobar, pipničar

camarero

ウェイター, バーテンダー

camarero

바텐더, 웨이터

camarero

barman, kelner

camarero

bartender, servitör

camarero

ชายเสิร์ฟเครื่องดื่มในบาร์, บริกรชาย, บาร์เทนเดอร์

camarero

barmen, garson

camarero

nam phục vụ của quán rượu, người hầu bàn nam, người phục vụ ở quầy rượu

camarero

сервитьор

camarero

服務員

camarero

מלצר

camarero

/a
A. SM/F
1. (en restaurante) → waiter/waitress
camarero/a principalhead waiter, maître (d'hôtel) (EEUU)
2. (Náut) → steward/stewardess (Aer) → steward/stewardess, flight attendant (EEUU)
B. SM (Hist) → chamberlain
camarero mayor (Hist) → royal chamberlain
Ejemplos ?
¡Que se lleven el budín! --Y los camareros se lo llevaron con tanta rapidez que Alicia no tuvo tiempo ni de devolverle la reverencia.
Y al defunto le llamaron yllapa que todos los demás defuntos les llamauan aya y le enterrauan con mucha baxilla de oro y plata. Y a los pages y camareros y mugeres que él quería le matan y a la muger la más querida lo lleuaua por señora coya.
"Los camareros son jóvenes en el grado no clasificado del ejército industrial que son asignables a toda clase de ocupaciones misceláneas que no requieren especiales habilidades.
¡Qué se lleven el asado! --Y los camareros se lo llevaron diligentemente, poniendo en su lugar un gran budín de ciruelas. --Por favor, que no me presenten al budín --se apresuró a indicar Alicia-- o nos quedaremos sin cenar.
Era una visión de cinematógrafo, desvanecida al punto mismo entre el penacho de humo y perdido en la distancia; y el hecho vulgar, sencillo, de almorzar así, servidos por camareros correctos, adquiría ante los espectadores, gracias a la velocidad del tren, a lo instantáneo de la imagen, una grandiosidad de alta vida, un realce novelesco y aristocrático.
Los camareros, con los cuales ya se tenía bastante confianza para reprenderles las faltas, sufrían el mal humor de los huéspedes de la otoñada, como ellos decían.
SEGVNDA VECITA: En esta calle segunda de puric macho, biejos pasados de edad de sesenta años y de setenta y ocho años, que seruían en las chacras y de traer leña y paxa y linpiar casas del Ynga o de algún señor y prencipal y seruían por camareros y despenseros y porteros y quipo camayoc : Los quales, desde el año que cumple lo cinqüenta años desde que nació y entra en el año de cinqüenta y uno, entra este dicho yndio rreseruado de no yr a la guerra ni batalla ni qualquier seruicio personal de salir fuera de su casa y tierra co el dicho yndio auca camayoc, hombre ualentón, pero era obligado a seruir en todo lo mandado, ací como en casa de su prencipal y en las sementeras.
Allí no se le tomaba a mal a nadie sus malos modos, sus quejas importunas; se contaba con ellos; era una ley natural; los fondistas y camareros venían observando cómo se cumplía todos los años al fin de la temporada.
Y a éstos les llamaua pachaca, labrador, y destos yndios pasados se sacaua pa camareros; les llamaua apukuna. Y a éstos les sacaua para mandones y despenseros, surcoquc, y a éstos les sacaua para lacayos de los señores principales; les llamaua quraca catic .
Los dos camareros, dos colosos con las mangas de la camisa arremangadas sobre bíceps de luchador, deambulaban en silencio, invisibles, ellos también, bajo la misma espantosa máscara.
Es la noche del 24 de diciembre: ya la grave campana de Santángelo se prepara a herir doce voces el aire y la carroza pontifical, sin escolta, sin aparato, se detiene al pie de la escalinata de Trinità. El Papa desciende, ayudado por sus camareros, apoyando con calma el pie en el estribo.
Creó el gobierno la instrucción primaria, reclamó el clero la instrucción del niño, centros y clubs la del obrero pobre, los sabios jesuítas la del rico, la del centro burgués los escolapios, y cientos de hermanitas y hermanitos, por santos institutos y conventos con objeto tan santo repartidos, la de las vendedoras del mercado, la de los camareros, los mendigos, asilados, zinzayas, costureras, todo lo perdulario y perdedizo, todo lo suelto, abandonado y prófugo, todo, en fin, lo extraviado y lo perdido… ¡Y aún hay doce millones de españoles que no sabemos leer!… Pues… es un mito.