calzón


También se encuentra en: Sinónimos.

calzón

1. s. m. INDUMENTARIA Y MODA Prenda de vestir masculina con dos perneras que cubre desde la cintura hasta las rodillas el calzón del boxeador es negro.
2. Perú INDUMENTARIA Y MODA Braga, prenda interior femenina.
3. Bol. COCINA Guiso picante de cerdo.
4. Méx. BOTÁNICA Enfermedad de la caña de azúcar.
5. CONSTRUCCIÓN Lazo de cuerda que se ciñen a los muslos los que trabajan en los tejados, para no caer.
6. JUEGOS Tresillo, juego de cartas.
7. calzarse o ponerse los calzones coloquial Hacer alguien uso de su autoridad o asumir alguien la autoridad en un sitio, particularmente en la casa su familia era un caos hasta que ella se puso los calzones.
8. tener o llevar alguien bien puestos los calzones coloquial Tener mucho carácter y valía.

calzón

 
m. Aum. de calza.
Prenda de vestir de hombre que cubre desde la cintura hasta las rodillas, dividida en sendas fundas para los muslos. Ús. más en pl.
Lazo de cuerda que los pizarreros se ciñen para sostenerse en los tejados.
Tresillo (juego).

calzón

(kal'θon)
sustantivo masculino
1. especie de pantalón de diferentes largos El calzón del boxeador es blanco y negro.
2. prenda de ropa interior femenina calzones de algodón
3. prenda de ropa interior femenina o masculina Un calzón se ciñe a la cintura y cubre los genitales y las nalgas.
hablar sin vueltas y con sinceridad y franqueza Hablaron a calzón quitado sobre su tendencia sexual.
asumir alguien la autoridad en un sitio Su casa era un caos hasta que ella logró ponerse los calzones.
tener mucho carácter, autoridad, valor ¿Quién lleva los calzones bien puestos en esta casa?
Sinónimos

calzón

sustantivo masculino
1 braga.
Traducciones

calzón

culotte, slip

calzón

kalhoty

calzón

bukser

calzón

Unterhose

calzón

miesten alushousut

calzón

gaće

calzón

パンツ

calzón

팬티

calzón

onderbroek

calzón

bukser

calzón

kalesony

calzón

cueca

calzón

underbyxor

calzón

กางเกงขายาว

calzón

külot

calzón

quần

calzón

SM
1. (Esp) (= pantalón corto) → shorts pl
amarrarse los calzonesto act resolutely
hablar a calzón quitado (= hablar claro) → to call a spade a spade, speak openly o frankly; (sin parar) → to talk without stopping
ponerse los calzonesto wear the trousers
tener (muchos) calzones (Méx) → to be tough
calzón de baño (anticuado) → bathing trunks pl
2. (LAm) (= ropa interior) [de mujer] → pants pl, knickers pl, panties pl (esp EEUU); [de hombre] → underpants, pants, shorts (EEUU)
3. (LAm) [de bebé] calzón desechabledisposable nappy
calzón de viniloplastic pants
4. calzones rotos (Cono Sur) (Culin) → doughnuts, donuts (EEUU)

calzón

m (frec. pl) (women’s) underpants, panties
Ejemplos ?
Y entre los palacios hay pueblos enteros de barro y de paja: el negro canaco en su choza redonda, el de Futa-Jalón cociendo el hierro en su horno de tierra, el de Kedugú, con su calzón de plumas, en la torre redonda en que se defiende del blanco: y al lado, de piedra y con ventanas de pelear, ¡la torre cuadrada en que veintiséis franceses echaron atrás a veinte mil negros, que no podían clavar su lanza de madera en la piedra dura!
Llegó, encerróse con la pequeña tabernera, yo lo observaba; la entrevista fue larga, el seductor estuvo asombrosamente patético, la niña lloró, se animó, pareció ser presa de una especie de entusiasmo; éste fue el momento en que los ojos del personaje se inflamaron más y en que pude observar los gestos sobre su calzón.
De su traje no hay que decir, por ser cosa de cajón entre la gente rica de aquellos pueblos, que consistía en unas albarcas de piel de toro, tomiza y parella; medias de lana; calzón corto, de paño burdo muy oscuro; chaqueta de lo mismo; chaleco celeste, de raso, rameado de amarillo; canana de cuero en vez de faja, y un enorme sombrero, bajo cuya ala, ribeteada de felpa, sesteaba muy cómodamente toda su autoridad...
Y todavía no había concluido el recién llegado de pronunciar su nombre y el mote hecho por él famoso en toda la serranía, cuando sintiose el ruido que hacía el ventero al desatrancar rápidamente la puerta, y -Pos haber empezao por ahí -exclamaba momentos después abriendo de par en par la puerta de la venta, en cuyo fondo luminoso destacábase briosamente la figura del viejo, flaco, anguloso, de tez rugosa y acaballada nariz, de mejillas sumidas y ojos enormes y brillantes; abrigada la cabeza por un pañuelo de hierbas, atado sobre la nuca, que mal aprisionaba las greñas blanquísimas que caíanle sobre la rugosísima frente, y luciendo calzón negro de punto que sujetaba en las rodillas con negros y mugrientísimos cordones...
En cuanto á hijas de Eva no pasaba de ser pecador de con- trabando y á dure lo que durare, como cuchara de pan, y después, de ella hacía tanto caso como el autócrata ruso del primer calzón de raso que se puso.
A veces procedían de gente del pueblo, majos patilludos, tíos de avinagrada jeta y remendado calzón, gitanos astrosos, que la oleaban en la misma cara del marido, sin cuidarse de que le pareciese bien ni mal.
Chávez le dijo: -¡Al rincón! ¡Quita calzón! En esos tiempos regía por doctrina aquello de que la letra con sangre entra, y todos los colegios tenían un empleado o bedel, cuya tarea se reducía a aplicar tres, seis y hasta doce azotes sobre las posaderas del estudiante condenado a ir al rincón .
El traje de los jóvenes era casaca de terciopelo negro con botones de oro, sombrero de puntas, calzón corto, medias de seda, de las llamadas de privilegio, atadas con cintas de Guamanga, y zapato de hebilla con piedras finas.
Entonces TEZCATLIPOCA, el rojo, educó a los chichimecas sobrevivientes y les enseñó a adorar a los animales. El mismo se convirtió en chichimeca y se vistió con un simple calzón y huaraches.
En el nominativo de quis vel quid ensartó un despropósito, y el maestro profirió la tremenda frase: -¡Al rincón! ¡Quita calzón! Y ya había más de una docena arrinconados, cuando le llegó su turno al más chiquitín y travieso de la clase, uno de esos tipos que llamamos revejidos, porque a lo sumo representaba tener ocho años, cuando en realidad doblaba el número.
¿Conoces a aquel señorito que gasta su caudal en tiros y carruajes, que lo mismo baila una mazurca en un sarao con su pantalón colán y su clac, hoy en traje diplomático, mañana en polainas y con chambergo, y al otro arrastrando sable, o en breve chupetín, calzón y faja?
Un instante después me sentí completamente cubierta de un rocío blanco que me manchó por entero y del cual algunas gotas me saltaron a los ojos, porque mi cabecita se encontraba justo a la altura de los botones de su calzón.