calvo

(redireccionado de calvas)
También se encuentra en: Sinónimos.

calvo, a

(Del lat. calvus.)
1. adj./ s. Que tiene poco pelo o está desprovisto de él ya de joven se quedó calvo, pero tuvo muy pocas canas. pelón
2. adj. Se aplica al terreno que no tiene vegetación.

calvo -va

  (del l. calvu)
adj.-s. Que ha perdido el pelo de la cabeza.
adj. Díc. de la piel, felpa, paño, etc., que ha perdido el pelo.
Díc. del terreno sin vegetación.

calvo, -va

('kalβo, -βa)
abreviación
1. persona que no tiene cabello hombre calvo
2. terreno que no tiene vegetación alguna páramo calvo
Sinónimos

calvo

, calva
adjetivo y sustantivo
glabro, pelón (col.), pelado (col.), lampiño.

calvo:

pelado
Traducciones

calvo

bald, bald person, bare, barren, hairless, threadbare

calvo

chauve

calvo

plešatý

calvo

skaldet

calvo

kahl

calvo

kalju

calvo

ćelav

calvo

頭のはげた

calvo

대머리의

calvo

kaal

calvo

skallet

calvo

łysy

calvo

careca

calvo

flintskallig

calvo

ล้าน

calvo

kel

calvo

hói đầu

calvo

A. ADJ
1. [persona] → bald; [piel] → bald, hairless
un señor calvo con gafasa bald man with glasses
quedarse calvoto go bald
más calvo que una bola de billaras bald as a coot
V tb tanto C2
2. [terreno] → bare, barren
B. SMbald man

calvo-a

a. bald, without hair.

calvo -va

adj bald
Ejemplos ?
Contó los esqueletos transparentes, El vivo con los suyos triunfadores, Y unió a los nombres de las calvas frentes, Sus vasallos, monarcas o señores.
Tú sabes dónde están las calvas peñas En donde los primeros cenobitas, De Cristo tremolaron las enseñas, Alcázares tornando sus ermitas.
El día 10 de Octubre se firma el Acuerdo de Talara, señalando la siguiente Zona Desmilitarizadas lado ecuatoriano, Punta Mandinga, Balao, Tenguel, Río Tenguel, Pucará, Hacienda Abañin, Guanazán, Buenaventura, Célica, Guayacán, Zozoranga, Cariamanga, Amaluza, Zumba y Chito; lado peruano, Punta Arenas, Río Salado, El Guabo, Pitaviña, Limón Playa, Panupali, Puente Puyango, Quebrada Cazaderos, Cazaderos, El Salto, Quebrada Pilares, Rio Macará, Río Calvas y.
Artículo VII :La línea de frontera será referida a los siguientes puntos: :a) En el Occidente: ::1.- Boca de Capones en el Océano; ::2.- Río Zarumilla y Quebrada Balsamal o Lajas; ::3.- Río Puyango o Tumbes hasta la Quebrada de Cazaderos; ::4.- Cazaderos; ::5.- Quebrada de Pilares y del Alamor hasta el Río Chira; ::6.- Río Chira, aguas arriba; ::7.- Ríos Macará, Calvas y Espíndola, aguas arriba, hasta los orígenes de este último en el Nudo de Sabanillas; ::8.- Del Nudo de Sabanillas hasta el Río Canchis; ::9.- Río Canchis, en todo su curso, aguas abajo; ::10.- Río Chinchipe, aguas abajo, hasta el punto en que recibe el Río San Francisco.
Por las colinas y las sierras calvas, verdes pradillos, cerros cenicientos, la primavera pasa, dejando entre las hierbas olorosas sus diminutas margaritas blancas.
En laderas y en alcores, en ribazos y en cañadas, el verde nuevo y la hierba, aún del estío quemada, alternan; los serrijones pelados, las lomas calvas, se coronan de plomizas nubes apelotonadas; y bajo el pinar gigante, entre las marchitas zarzas y amarillentos helechos, corren las crecidas aguas a engrosar el padre río por canchales y barrancas.
No temía ya nada, y nuevamente recordó el salón de los Embajadores, y su mirada malévola se recogió en la turbación de los ancianos diplomáticos, cabezas calvas, semblantes plomizos, miradas duras y furtivas, y entonces, sin poderes contener, exclamó: –¡Qué tanto «joder» para retorcerle el pescuezo a esa bestia!
VII ¡Colinas plateadas, grises alcores, cárdenas roquedas por donde traza el Duero su curva de ballesta en torno a Soria, oscuros encanares, ariscos pedregales, calvas sierras, caminos blancos y álamos del río, tardes de Soria, mística y guerrera, hoy siento por vosotros, en el fondo del corazón, tristeza, tristeza que es amor!
Yo divisaba, lejos, un monte alto y agudo, y una redonda loma cual recamado escudo, y cárdenos alcores sobre la parda tierra —harapos esparcidos de un viejo arnés de guerra—, las serrezuelas calvas por donde tuerce el Duero para formar la corva ballesta de un arquero en torno a Soria.
Entre cerros de plomo y de ceniza manchados de roídos encanares, y entre calvas roquedas de caliza, iba a embestir los ocho tajamares del puente el padre río, que surca de Castilla el yermo frío.
Y veo una muchedumbre de mujeres, unas tomándose puntos en las caras, otras haciéndose de nuevo, porque ni la estatura en los chapines, ni la ceja con el cohol, ni el cabello en la tinta, ni el cuerpo en la ropa, ni las manos con la muda, ni la cara con el afeite, ni los labios con la color, eran los con que nacieron ellas. Y vi algunas poblando sus calvas con cabellos que eran suyos solo porque los habían comprado.
Y bullen los arroyos, Y murmuran las ramas, Al compasado impulso De las sonantes auras. El sol tiñe las cimas De las rocas lejanas, Cubiertas de rocío Sus asperezas calvas.