calumnioso

(redireccionado de calumniosos)

calumnioso, a

adj. Que calumnia o desacredita su columna de hoy es calumniosa y arremete contra todo el estamento político.

calumnioso, -sa

 
adj. Que contiene calumnia.

calumnioso, -sa

(kalum'njoso, -sa)
abreviación
que calumnia o desacredita Las pruebas eran calumniosas.
Traducciones

calumnioso

ADJ (= difamatorio) → slanderous; (en prensa etc) → libellous, libelous (EEUU)
Ejemplos ?
No fue por cierto el sentimiento religioso el que nos sublevó ante aquella profanación; pero como en esos bailes había cena, y se bebía no poco vino seco, que por su color reemplazaba el jerez a la mirada, sucedía que muchos chicos se embriagaban, lo que era no solamente un espectáculo repugnante, sino que autorizaba ciertos rumores infames contra la conducta de don F. M., que hoy quiero creer calumniosos, pero sobre cuya exactitud no teníamos entonces la menor duda.
Mientras me entregaba a estos razonamientos calumniosos y a una indignación exagerada, oí algunas palabras a media voz que supe interpretar, como asno inteligente, por las cuales vine en conocimiento de que no nos las habíamos con Hemus, el famoso bandido, sino con Tlepolemo, el novio de la muchacha.
El Ejército, la Marina y demás institutos armados son blanco de los más soeces y calumniosos ataques, precisamente por parte de aquellos que debían velar por su prestigio, y entre tanto los estados de excepción de alarma sólo sirven para amordazar al pueblo y que España ignore lo que sucede fuera de las puertas de sus villas y ciudades, así como también para encarcelar a los pretendidos adversarios políticos.
Reducido d'Esparbés a probar sus afirmaciones, tuvo la llaneza de confesar que los datos (por supuesto calumniosos) le habían sido suministrados en la Prefectura de Policía.
Hay por ahí un libelo, que se llama la revista “Time”, que no cesa un solo segundo de hacer los ataques más canallescos, más calumniosos y más groseros contra el pueblo de Cuba y el Gobierno Revolucionario cubano.
Pero, puesto que habéis conspirado para condenarme injustamente, y os habéis encarnizado y ensañado indignamente contra mí, por medio de testimonios calumniosos, he resucitado a ese niño, para oponerlo como testigo a vuestras imputaciones, y así he escapado a la muerte.
Al conocer la noticia que sería llevado a juicio, Vila afirmó: Además de Vila, fueron amenazados otros religiosos con los que tiene en común su adhesión al movimiento de sacerdotes del Tercer Mundo: el presbítero Miguel Velo, quien defendió a más de 600 familias de trabajadores despedidos del Frigorífico CEPA, el fallecido presbítero Juan Carlos Martínez, quien fue difamado con panfletos calumniosos contra su persona por haber testificado a favor de un opositor a Othacehé, y al presbítero Luis Guzmán Domínguez, médico en un hospital de la zona que denunció irregularidades en el nosocomio y el también médico y presbítero José Resich a quien le quemaron su casa por criticar al gobierno municipal.
Esfuerzo baldío y tiempo perdido; de nada le valdrán exponer sus interesantes iniciativas reformistas ni sus acertadas soluciones; a pesar de sus desvelos y de su honrosa actuación, sus calumniosos adversarios no descansan en buscarle la ruina y le atacarán por todas partes, aunque el indiano siga prestando valiosos servicios a la Corona y el soberano le premie con el cargo de Contador real para Caracas y Maracaibo, le conceda el hábito de la Orden de Santiago y le de el título de marqués de Varinas.
La declaración de Hár concuerda con la de Grímnismál, pero agrega que los mensajes son chismes calumniosos: De acuerdo a Rudolf Simek, «la ardilla probablemente sólo representa un detalle decorativo de la imagen mitológica del fresno del mundo en Grímnismál».
Para mayor malicia, pronunció discursos en su propia casa, como si estuviese arengando a los comicios, llenos de términos calumniosos para el Senado.
En el 41, Thomas Slingsby Duncombe pide el perdón a los involucrados en el levantamiento de Newport. O'Connor es sentenciado a 18 meses de prisión por la publicación de documentos calumniosos.
En 1940, Streicher fue despojado de todos sus cargos tras verse involucrado en un escándalo relacionado con el destino de las propiedades judías apropiadas por los nazis tras el pogromo antisemita de la Noche de los Cristales rotos (Kristallnacht); también se le acusó de difundir rumores calumniosos sobre Hermann Göring.