Ejemplos ?
Vuestros padres, por el contrario, nadan en la opulencia, y por avaros que fueran, no titubearán en pagar el rescate de su hija.» Estas palabras, y otras parecidas, que continuamente le repetían, no lograron calmar el dolor de la joven; por el contrario, con la cabeza entre las rodillas, lloraba sin cesar.
Además, se le atribuyen propiedades medicinales en problemas respiratorios como bronquitis y asma, para lo cual se bebe un cocimiento de la corteza. Para calmar el dolor de las heridas se aprovechan las ramas.
Los tacana usan el jugo de las semillas tiernas para calmar el dolor de oídos.;Principios activos: La fibra está compuesta por celulosa (91-99%), proteínas (1,3-1,9%), ceras (0,6-1,2%) y pectinas.
Vosotros, orgullosos médicos de presunta erudición, Pese a vuestras palabras altisonantes, griegas y latinas, No conseguisteis calmar el dolor que devora mi corazón.
Se puede calmar el dolor con un spray bucal a base de propóleos, o masticar goma de mascar que contenga este elemento que es antibacteriano y refrescante.
Con radioterapia. Tanto con radioterapia externa como con radiofármacos se puede calmar el dolor óseo. Algunos estudios han demostrado que los pacientes que reciben un buen tratamiento analgésico se sienten mejor, viven más tiempo y pueden realizar sus actividades con más normalidad.
Anselmo empezó a beber en exceso, abusar de los analgésicos, relajantes de músculos y empezó a experimentar con heroína para calmar el dolor.
Hay muchas afirmaciones a los efectos del vendaje neuromuscular, incluyendo el apoyar a los músculos y articulaciones lesionadas, calmar el dolor, e incrementar el flujo linfático y sanguíneo en la zona lesionada.
Hipertermia de contacto - La aplicación de calor seco en la zona lumbar se sigue recomendado aunque no está evaluada su eficacia final parece calmar el dolor aunque se desconoce si mejora la lumbalgia.
También se le han atribuido otras virtudes, como calmar el dolor de muelas haciendo hervir las semillas en vinagre o curar aftas si se mezclaba con miel.
En una entrevista, dijo que la escribió un poco después de una ruptura amorosa, y donde «estaba en un lugar oscuro, y quería calmar el dolor de cualquier forma que pudiera».
Según un grabado de una losa sepulcral en Saqqara, Imhotep preconizaba la aplicación de presión en las arterias carótidas para calmar el dolor de cabeza, al disminuir el flujo de sangre al cerebro.