Ejemplos ?
-Pos, hombre, me alegro de saberlo, porque si eso es asín, lo otro pudiera pasar tamién de matute, porque la verdá es que es un dolor que su compadre de usté a la chita callando...
Pero dejando muchos ejemplos y callando en mí otros entierros, la fortuna me ha acometido dos veces con muertes de dos hermanos, y entrambas ha conocido que, aunque ha podido ofenderme, no ha podido vencerme.
2010 PRELUDIO Aunque con frecuencia suelo pensar que toda nostalgia es reaccionaria, pues ni todo pasado fue mejor ni está bien que a determinada edad, como algunos, repleto de oros los bolsillos, o de fracasos y miserias, se dedique uno a contemplar “cómo se pasa la vida, cómo se viene la muerte tan callando”; siempre es bueno aprovechar esos estados nítidos de conciencia que al llegar a una determinada etapa de su desarrollo, nos acercan al recuerdo y a la gratitud de quienes, más para bien, que para mal, nos aproximaron con sus vivencias y su guía, a los primeros impulsos de nuestras búsquedas cognoscitivas.
Y conducidle con tiento »Que pues su buena fortuna »Le trajo á mi amparamiento, »Si tuvo mal nacimiento »Tendrá al menos buena cuna, »¡Sus, y á caballo! señores.» Y el caballero montando Obedecieron callando Monteros y cazadores.
No hay que hablarle, pues, de estos usos sociales, de estos respetos mutuos, de estas reticencias urbanas, de esa delicadeza de trato que establece entre los hombres una preciosa armonía, diciendo sólo lo que debe agradar y callando siempre lo que puede ofender.
Non avrá essi día ningunos rogadores, todos serán callando, justos e peccadores; todos avrán grant miedo e muy grandes temblores, pero los de siniestro más grandes e peores.
La muerte el corazón tenía asido, y aun callando librarlo no podía ni aliviar las virtudes afligidas; las voces, rotas ya, no eran sentidas, y así grité en papel como ahora muestro: «No mío soy: si muero, el daño es vuestro».
Con todo eso, yo le satisfice de mi persona lo mejor que mentir supe, diciendo mis bienes y callando lo demás, porque me parecía no ser para en cámara.
Decláralo. Mucho más odiosa serás callando, si no les anuncias estas cosas a todos. ISMENE Tienes un corazón caliente en asuntos fríos.
Ella, callando y por señas, le hizo levantar, y todas estaban como mudas, sin osar hablar, temerosas que su señor las oyese; lo cual considerado por Loaysa, les dijo que bien podían hablar alto, porque el ungüento con que estaba untado su señor tenía tal virtud que, fuera de quitar la vida, ponía a un hombre como muerto.
Alborotóse Leonora, viendo tan entrado el día, y maldijo su descuido y el de la maldita dueña; y las dos, con sobresaltados pasos, fueron donde estaba su esposo, rogando entre dientes al cielo que le hallasen todavía roncando; y, cuando le vieron encima de la cama callando, creyeron que todavía obraba la untura, pues dormía, y con gran regocijo se abrazaron la una a la otra.
A todas estas razones estuvo callando Ricardo; y, viéndose obligado dellas y de la necesidad, le respondió con éstas: -Si así como has acertado, ¡oh amigo Mahamut!