calicó

calicó

(Del fr. calicot < Calicut, ciudad de la India.)
s. m. TEXTIL Tela delgada de algodón.
Traducciones

calicó

calico

calicó

SMcalico
Ejemplos ?
En tapicería es el material con que se realiza el «tapizado en blanco» de sofás, sillones, sillas... El calicó se teje con hilos de algodón cardados; por eso la superficie resulta algo velluda.
También existe el calicó realizado con mezcla de algodón y poliéster. El calicó es una tela relativamente rígida, menos que la lona o tela vaquera.
l calicó (del francés, calicot), impropiamente llamado a veces 'percal', es un tejido de algodón, realizado con ligamento tafetán, de aspecto rústico debido a los restos de almidón en la fibra que lo compone que está sin blanquear; puede estar estampado por una cara con colores vivos.
El calicó es un material barato que se utiliza para ropa infantil y sobre todo, para las «glasillas» (también llamadas 'toile') o prototipos de prendas especiales, como los vestidos de novia o los modelos de alta costura, para poder corregir antes de cortar el tejido definitivo.
El vocablo francés, calicot, deriva de la ciudad Calicut (actualmente, Kozhikode o Kōlikkōdu), situada en suroeste de la India en el estado de Kerala, donde se tejía el calicó de forma artesanal.
Durante un período de cuarenta años Walter Crum se dedicó a la mejora de la impresión del calicó a través de la aplicación de los conocimientos químicos.
Tanto si el calicó está totalmente teñido como si es estampado va perdiendo color con el uso y el lavado; puede desteñirse y perder prestancia con facilidad.
El costurero está en otra silla, y muy abierto, como de quien ha trabajado de verdad; el dedal está machucado ¡de tanto coser!: cortó la modista mucho, porque del calicó que le dio la madre no queda más que un redondel con el borde de picos, y el suelo está por allí lleno de recortes, que le salieron mal a la modista, y allí está 1a chambra empezada a coser, con la aguja clavada, junto a una gota de sangre.
Los domingos, por ejemplo, no había manera de hacerle salir del salón, adonde la señora Homais le había llamado para que se encargara de los niños, que se dormían en los sillones, estirando con la espalda las fundas de calicó demasiado holgadas.
Barbanegra y "Calicó Jack" Rackham y su tripulación de mujeres piratas se trasladaron a orillas más salvajes y destinos menos placenteros, mientras otros aceptaron humildemente el perdón y se reformaron.
El sudor corría por todas las frentes; y un vapor blanco, como la neblina de un río en una mañana de otoño, flotaba por encima de la mesa, entre los quinqués colgados. Rodolfo, con la espalda apoyada en el calicó de la tienda, pensaba tanto en Emrna que no oía nada.
Un papel amarillo canario, orlado en la parte superior por una guirnalda de flores pálidas, temblaba todo él sobre la tela poco tensa; unas cortinas de calicó blanco, ribeteadas de una trencilla roja, se entrecruzaban a lo largo de las ventanas, y sobre la estrecha repisa de la chimenea resplandecía un reloj con la cabeza de Hipócrates entre dos candelabros chapados de plata bajo unos fanales de forma ovalada.