calesero

calesero, a

s. OFICIOS Y PROFESIONES Persona que por oficio conduce calesas.

calesero -ra

 
m. f. Persona que tiene por oficio conducir calesas.
Ejemplos ?
Varias obras de Arquímedes Pous contaron con su participación: Las mulatas de Bombay, Broadway Cabaret, Modelo de suegra y Oh, Míster Pous con el conjunto de Gomís y, en la compañía de Eliseo Grenet interpretó el Calesero de la zarzuela Niña Rita, papel estrenado Rita Montaner en 1927.
El tiro lo formaba originariamente un caballo criollo o mula, pero por soler ser estos de pequeño tamaño y además tener que cargar con el calesero con el tiempo se añadió una segunda caballería en limonera, es decir, longitudinalmente entre las varas, montando en tal caso el calesero el caballo más adelantado, dejándose el trasero libre de carga para el tiro (a la Dumont).
Históricamente se han presentado toreros de la talla de Manolo Martínez, Manuel Capetillo, Rafael Rodríguez "El volcán de Aguascalientes", Manuel Benítez "El Cordobés", Curro Rivera, Paquirri, Alfonso Ramírez "El Calesero", Eloy Cavazos, El Juli, Zotoluco, Armillita, Manuel Espinosa, Pablo Hermoso de Mendoza, José Tomás, Arturo Macias "El Cejas", Enrique Ponce, César Rincón, Sebastián Castella, Miguel Ángel Perera, Alejandro Talavante, Juan Pablo Sánchez, Ricardo Sánchez, Luis Fernando Sánchez y Fabián Barba.
Dicha postura y la longitud de las varas dificulta el manejo de las caballerías desde el asiento, por lo que el calesero debía cabalgar el caballo.
En 1946 triunfó de nuevo en Madrid el 30 de mayo, alternando con Pepe Luis Vázquez y "El Calesero" (que confirmó su alternativa), repitiendo triunfo en Las Ventas el 26 de septiembre.
De ella salieron doña Sebastiana y sus dos niños. El calesero, ayudado de otro esclavo, condujo a D. Carlos exánime al lecho que en una de las habitaciones le tenía preparado la vengativa dama.
Y fue el caso que un día, a las once de la mañana, hora en que el señor oidor se hallaba en palacio administrando justicia, en un salón cuyas ventanas caían sobre la plaza, el joven alcalde, que andaba a caballo seguido de alguaciles recorriendo la ciudad, vio que el engreído negro calesero del señor Núñez se pavoneaba con daga a la cintura.
Hubo de oírlo el oidor, que no era sordo, y salió a la plaza en auxilio de su mimado calesero, a tiempo que el de San Donás llegaba a ver cómo el verdugo cumplía con sus órdenes.
Concluida tan horrible carnicería, enterró por la noche, en unión del calesero, los tres cadáveres, y regresó tranquilamente a Lima.
Carlos y las diligencias de la familia de su esposa obligaron al virrey a ofrecer por bando dos mil pesos al que diese noticia de Medina, y este aliciente impelió al calesero a revelar el crimen.
Mucho tiempo después, concretamente el 13 de noviembre de 1891, el diario arequipeño La Bolsa publicó, tomando como fuente los manuscritos de Martín Ureta, las fábulas "El Sol" y "El ruiseñor y el calesero" (esta ya publicada en 1813).
¿Cómo, cómo tan distante) Elegía III (¿Por qué se aflige, si la noche llega...) Elegía IV (Mustio ciprés que viste) Elegía V (Cuando recuerdo los penosos días) Odas: A la libertad A la soledad Al sueño Al autor del mar Al Conde de Vista Florida Fábulas: "El ruiseñor y el calesero" (1813) "El murciélago" (1827) "Los gatos" (1827) "El cantero y el asno" (1827) "Las abejas" (1827) "El asno cornudo" (1827) "Las cotorras y el zorro" (1830) "Las aves domésticas" (1831) "El Sol" (1891) "La ballena y el lobo" Epístola "Carta a Silvia" Sonetos...