calentura

(redireccionado de calenturas)
También se encuentra en: Sinónimos.

calentura

1. s. f. Elevación de la temperatura corporal, acompañada de una aceleración del pulso llegó a casa con calentura. fiebre
2. Argent. vulgar Excitación sexual.
3. Argent. Entusiasmo, deseo vehemente.
4. Cuba Descomposición del tabaco por fermentación.
5. Colomb. Rabieta, irritación.
6. Chile MEDICINA Tisis, enfermedad.
7. MEDICINA Pústula que aparece en los labios, normalmente tras un período de fiebre.

calentura

 
f. Fiebre.
(Cuba.) Descomposición que sufre el tabaco apilado.

calentura

(kalen'tuɾa)
sustantivo femenino
temperatura corporal elevada El resfriado le dio calentura.
Sinónimos

calentura

sustantivo femenino
1 fiebre*, destemplanza, calenturón, causón.
Si la calentura es ligera, úsase destemplanza.
Traducciones

calentura

febbre

calentura

SF
1. (Med) → fever, (high) temperature
estar con o tener calenturato be feverish, have a temperature
tener calentura de pollo (hum) → to pretend to be ill
2. (en labios) → cold sore
3. (Chile) → tuberculosis
4. (Andes, Cono Sur) (= cachondez) → randiness, horniness
5. (LAm) (= furia) → anger

calentura

f. fever, temperature.

calentura

f fever; (en los labios) fever blister, cold sore
Ejemplos ?
¡Tiña!, no lo quiera Dios...; que hoy se asa usté vivo, mañana se aterece de frío, aquí calenturas, más allá sarna...; ¡hombre, qué climen más endino!...; ¡y qué gente, me valga Dios!; más colores tiene que una julia .
en terreno algun tanto bajo y entre el r Arevalillo y un arroyuelo; le combaten todos los vientos y su es poco sano, siendo sus enfermedades mas comunes algunas calenturas catarralesy las estacionales.
A ella concurrió Miguel de Cervantes, y enfermo de calenturas a bordo de la galera Marquesa, pidió, llegado el momento de la batalla de Lepanto, el puesto de mayor peligro, destinándosele a la cabeza de doce soldados en el lugar del esquife.
Discurso Juvenal (autor, cuanto permitió el cielo en la gentilidad, bien hablado en el estilo de la providencia de Dios), cuando refiere que muchos días antes que se perdiese el gran Pompeyo en esta batalla, estuvo en Campania de unas calenturas ardientes muy al cabo; ponderando la ceguedad de los ruegos de los hombres que por su salud hicieron votos y sacrificios a los dioses, pidiendo vida a quien, si allí muriera, sobraran sepolturas con título de invencible, dice estas palabras, llenas de elegancia religiosa, llorando la vida que tuvo: Provida Pompeio dederat Campania febres Optandas; sed multae urbes, et publica vota Vicerunt.
No sé quién refirió a mi tía nuestros amores; ello es que los supo, que me amonestó con dureza, amenazándome con hacerme marchar a Madrid, después de escribírselo todo a mi padre; y desde entonces la joven no volvió a mi casa, y tuve diariamente que saltar las tapias de su jardín para verla y hablarla sin que su madre lo advirtiera, pues también se oponía a nuestras amorosas relaciones. Así estaban las cosas, cuando hace poco más de diez años caí gravemente enfermo, atacado de unas calenturas contagiosas.
Así es que supongan ustedes, en el caso especial de Perogil, toda especie de explicaciones violentas, lo que ustedes gusten...; pero no extrañen que -arreglado lo íntimo, yo no les puedo decir a ustedes cómo, eso nunca se sabe- el matrimonio continuase muy cordialmente unido, y Perogil siendo el hombre más dichoso del planeta..., hasta el día en que la suerte dispuso que su mujer falleciese de unas calenturas infecciosas, que no hubo manera de atajar.
"Diole Campania calenturas que debiera haber deseado; mas vencieron los ruegos de las ciudades y los votos públicos." Ruegos que con piedad necia le solicitaron salud invidiosa de su honra.
En la sucesión de los años, desde el 81 hasta el 86, se habían introducido más negros del Brasil y de África que enfermaron de calenturas pútridas, viruela y sarnícula, por de contado, que antes no se habían experimentado con el extremo que entonces.
Respondióme: -Mucha más gente enferma de los enfadosos que de los tabardillos y calenturas, y mucha más gente matan los habladores y entremetidos que los médicos.
Estuvo el Cid muchos días Entendiendo en oración Y en visitar los altares Con muchísimo fervor: Calenturas le postraron Y en ellas solo tomó Mirra con agua rosada Y un bálsamo que por don Le remitiera el Soldán Cuando el bélico rumor De sus hechos y proezas Por Egipto se esparció.
Estas curan(se) con zarza y palo santo; las calenturas con sangrías y purgas de mechoacán y Caña Fistula. Para diversas enfermedades usan más que de otra medicina, del tabaco y de otra yerba llamada el payco, cuyo zumo beben para las lombrices.
Enfermedades.- El pueblo es sano. Las enfermedades más ordinarias que suele haber en él, son males de ojos, cámaras de sangre, y calenturas.