caldera

(redireccionado de calderas)
También se encuentra en: Sinónimos.

caldera

(Del lat. caldaria < calidus, caliente.)
1. s. f. COCINA Recipiente de metal, grande y redondo, usado para hervir, cocer o calentar alguna cosa cocieron el pulpo en una caldera de cobre.
2. TECNOLOGÍA Generador de vapor empleado para la producción de energía y la calefacción.
3. Cantidad de una cosa que cabe en un recipiente menuda caldera de garbanzos has hecho. calderada
4. Argent. COCINA Pava, tetera o vasija para hacer el mate.
5. GEOGRAFÍA Depresión de grandes dimensiones originada por una erupción volcánica muy intensa.
6. MINERÍA Parte mas baja de un pozo minero, donde se acumula el agua.
7. calderas de Pedro Botero coloquial El infierno, lugar donde van a parar las almas.

caldera

 
f. Vasija de metal, grande y redonda, que sirve para calentar o hacer cocer algo.
Caja del timbal hecha con latón o cobre.
geol. Antiguo cráter de grandes dimensiones originado por una explosión muy intensa o hundimiento de un volcán.
ingen. mecán. Aparato para la producción de vapor de agua, gralte. a alta presión y temperatura.
caldera eléctrica Caldera que usa como fuente de calor la energía eléctrica.
caldera mixta Caldera doméstica para agua caliente sanitaria y agua de calefacción o bien ambas a la vez.

caldera

(kal'ðeɾa)
sustantivo femenino
1. culinario recipiente redondo de metal para cocer alimentos caldera de bronce
2. recipiente de metal cerrado para calentar líquidos de un circuito cerrado caldera de vapor
3. geografía depresión geográfica originada por erupciones volcánicas caldera de Kilauea
Sinónimos

caldera


las calderas de Pero Botero transitivo y pronominal (col.)el infierno.
Traducciones

caldera

kotel

caldera

centralvarmefyr

caldera

Boiler

caldera

höyrykattila

caldera

grijač za vodu

caldera

ボイラー

caldera

보일러

caldera

boiler

caldera

kjele

caldera

bojler

caldera

caldeira

caldera

котел

caldera

panna

caldera

หม้อน้ำ

caldera

kazan

caldera

nồi hơi

caldera

锅炉

caldera

SF (Téc) → boiler; (= caldero) → cauldron (Cono Sur) (= cacerola) → pot; (= tetera) → teapot; (= pava) → kettle (Andes) → crater
las calderas de Pe(d)ro Boterohell
Ejemplos ?
Y quien lo creyera el Covadonga uno de los buques mas pesado es hoy uno de los mas veloces atendido el estado de las calderas de las Corbetas i Esmeralda.
Nos congelaremos y moriremos de hambre en la cubierta de proa de vuestros barcos. Enviadnos a los infiernos de las calderas de vuestros barcos de vapor.
Muchos de ellos administraban algunos de los más importantes molinos del término, así como prensas aceiteras, calderas de aguardiente, etc...
No se sabe qué es; pero uno ve con respeto, y como con cariño, a aquellos hombres de delantal y cachucha que sacan con la pala larga de un horno a otro el metal hirviente; tienen cara de gente buena, aquellos hombres de cachucha: ya no es piedra el metal, como era cuando lo trajo el carretón, sino que lo que era piedra se ha hecho barro y ceniza con el calor del horno, y el metal está en la caldera, hirviendo con un ruido que parece susurro, como cuando se tiende la espuma por la playa, o sopla un aire de mañana en las hojas del bosque. Sin saber por qué, se calla uno, y se siente como más fuerte, en el taller de las calderas.
Las instrucciones dadas para la salida eran las siguientes: El «Infanta María Teresa», buque de mi insignia, había de salir el primero, siguiendo sucesivamente el «Vizcaya», «Colón», «Oquendo» y destructores. Todos los barcos tenían todas sus calderas encendidas y con presión.
Después me dijo que algunas personas, en el barco, hablaban de naufragios y cuando miraban la inmensidad del agua, parecía que escondían miedo; pero no tenían escrúpulo en sacar un poquito de aquella agua inmensa, de echarla en una bañera, y de entregarse a ella con el cuerpo desnudo. También les gustaba ir al fondo del barco y ver las calderas, con el agua encerrada y enfurecida por la tortura del fuego.
Nuestro aliento ruge en las calderas o clama con la dinamita; nuestros músculos de metal aplastan las rocas; nuestras uñas y nuestros dientes abren las montañas; nuestros nervios son una red de alambres que aprisiona la tierra.
Lleváronse de la tienda los siete trípodes que el Atrida había ofrecido, veinte calderas relucientes y doce caballos; e hicieron salir siete mujeres, diestras en primorosas labores, y a Briseida, la de hermosas mejillas, que fue la octava.
Aquileo detuvo al pueblo y le hizo sentar, formando un gran circo; y al momento sacó de las naves, para premio de los que vencieren en los juegos, calderas, trípodes, caballos, mulos, bueyes de robusta cabeza, mujeres de hermosa cintura, y luciente hierro.
Y por fin sacó dos trípodes relucientes, cuatro calderas y una magnífica copa que los tracios le dieron cuando fue, como embajador, a su país, y era un soberbio regalo; pues el anciano no quiso dejarla en el palacio a causa del vehemente deseo que tenía de rescatar a su hijo.
Mas, ya que le falté, dejándome llevar por la funesta pasión, quiero aplacarle y le ofrezco la multitud de espléndidos presentes que voy a enumerar: Siete trípodes no puestos aún al fuego, diez talentos de oro, veinte calderas relucientes y doce corceles robustos, premiados, que en la carrera alcanzaron la victoria.
Esos dos hombres y el fogonero, que se tostaba en el departamento de las calderas, eran los únicos que a esa hora velaban en la mina.