caldeo

(redireccionado de caldeos)

caldeo

1. s. m. Acción y resultado de caldear o calentar en el caldeo de la habitación se nos irá todo el presupuesto. caldeamiento
2. TECNOLOGÍA Operación que consiste en producir, por combustión, el calor necesario para una calefacción industrial o doméstica.

caldeo, a

1. adj. HISTORIA De Caldea, antigua región de Mesopotamia.
2. s. HISTORIA Persona originaria de esta antigua región.

caldeo, -a

 
adj.-s. Díc. del individuo perteneciente a un pueblo de tronco semita, que alcanzó Babilonia hacia el s. VII a C, fundando allí la dinastía caldea o neobabilónica.
De Caldea.
Caldaico.
m. ling. Lengua de los caldeos, una de las semíticas; en los últimos tiempos era el arameo.
Traducciones

caldeo

caldeo

caldeo

Chaldéenne

caldeo

الكلدانية

caldeo

SMwarming, heating (Téc) → welding
Ejemplos ?
Mas tú aprendiste esta doctrina errónea, no de Platón, sino de tus maestros, los caldeos...
Y cuanto añade y dice que ni por las costumbres y disciplina de los indios, ni por la inducción de los caldeos...
Cómo reinando Rómulo florecieron los siete sabios. Al mismo tiempo las diez tribus de Israel fueron llevadas en cautiverio por los caldeos.
Sin embargo, algunos hombres sabios y laboriosos han reedificado con sus escombros, el templo del saber americano, y enseñado, que aquellos denominados bárbaros habían llegado a un grado de cultura en nada inferior a la de los caldeos y egipcios.
Estamos como en la época de los caldeos; nos consta que en verano hace más calor que en invierno, pare usted de contar: los meteorólogos siguen midiendo y apuntando.
5 Y el ejército de los Caldeos siguió al rey, y tomólo en las llanuras de Jericó, habiéndose esparcido de él todo su ejército. 6 Tomado pues el rey, trajéronle al rey de Babilonia á Ribla, y profirieron contra él sentencia.
9 Y quemó la casa de Jehová, y la casa del rey, y todas las casas de Jerusalem; y todas las casas de los príncipes quemó á fuego. 10 Y todo el ejército de los Caldeos que estaba con el capitán de la guardia, derribó los muros de Jerusalem alrededor.
17 Por lo cual trajo contra ellos al rey de los Caldeos, que mató á cuchillo sus mancebos en la casa de su santuario, sin perdonar joven, ni doncella, ni viejo, ni decrépito; todos los entregó en sus manos.
7 Tú, eres oh Jehová, el Dios que escogiste á Abram, y lo sacaste de Ur de los Caldeos, y pusístele el nombre Abraham; 8 Y hallaste fiel su corazón delante de ti, é hiciste con él alianza para darle la tierra del Cananeo, del Hetheo, y del Amorreheo, y del Pherezeo, y del Jebuseo, y del Gergeseo, para darla á su simiente: y cumpliste tu palabra, porque eres justo.
31 Y tomó Thare á Abram su hijo, y á Lot hijo de Harán, hijo de su hijo, y á Sarai su nuera, mujer de Abram su hijo: y salió con ellos de Ur de los Caldeos, para ir á la tierra de Canaán: y vinieron hasta Harán, y asentaron allí.
Y cuando dice Porfirio en el libro I de Regressu animae, cerca del fin, que no está recibida aún alguna secta o doctrina que demuestre un camino general para librar el alma, ni por la vía de alguna filosofía cierta, ni por la costumbres ni disciplina de los indios, ni por la inducción de los caldeos, ni por algún otro camino, y que aún no ha llegado a su noticia este camino por medio de historia alguna, sin duda confiesa que hay alguno, pero que aún no ha llegado a su noticia.
Porque dice así: «Y tomó Tharé a su hijo Abraham, y a Lot, hijo de Aram, su nieto, y a su nuera Sara, mujer de Abraham; su hijo, y los sacó de la provincia de los caldeos, y los trajo a la tierra de Canaam, vino a Charra, y habitó allí.