Ejemplos ?
Pero aquellos sones fueron debilitándose progresivamente, y el hermoso cisne, inclinando la cabeza, descendió con lentitud y fue a caer muerto a sus pies.
6 Empero ellos estaban esperando cuándo se había de hinchar, ó caer muerto de repente; mas habiendo esperado mucho, y viendo que ningún mal le venía, mudados, decían que era un dios.
Había visto como los bárbaros arrasaban con sus armas brutales y su ambición despiadada los símbolos del TEOTL, la energía creadora. Había contemplado caer muerto a su padre.
A las cuatro de la mañana la victoria pareció inclinarse a favor de los bolivianos, pues los disparos de sus adversarios disminuían y la corneta había cesado de resonar. El músico acababa de caer muerto y a los asaltantes se les iba agotando el número de cartuchos a bala.
En este momento dos escuadrones bolivianos cargaron sobre granaderos del Callao, que se desordenó al caer muerto su gallardo coronel don Pedro Zavala, hijo del marqués de Valleumbroso; pero los coroneles Boza y Solar, al frente de los famosos coraceros de Salaverry, dieron tan impetuosa carga sobre la caballería de Santacruz que la desbarataron por completo.
Iwa, que así se llamaba el polaco, según me contó luego la viejecita, llevaba ya seis meses de tercianas, y estaba muy débil, muy delgado, casi hético. La buena mujer lloró y suplicó, protestando que el extranjero no podía ponerse en camino sin caer muerto a la media hora...
También se puede estudiar acústicamente el grito que lanza un hombre cuando ve caer muerto de repente a su hijo, y el que no tenga ni corazón ni hijos, se queda en eso.
¡Ay!, mientras contemplaba tu rostro hermosa Hipodamia, cuán cerca estuvo Pelops de caer muerto por la lanza del rey de Pisa; pero al cabo venció, alentado por tu favor; así venzamos todos los jóvenes gracias a los votos de nuestras queridas.
En el primer episodio de la serie Monty Python's Flying Circus de 1969 hay un sketch titulado " El chiste más gracioso del mundo ", el chiste resulta ser tan gracioso que todo aquel que lo escucha o lee inmediatamente se ríe hasta caer muerto.
Otro dios, Tyr luchará contra el sabueso Garm y ambos morirán. Thor matará a Jörmungandr pero no sobrevivirá más de nueve pasos antes de caer muerto por el veneno de la serpiente.
También el valiente guerrero estaba lastimado de gravedad, pese a ello, pudo huir con su preciada carga y alejarse para ponerla fuera de peligro. En tanto, Teuhtli seguía dando su máximo esfuerzo, resistiéndose hasta caer muerto.
Durante tres meses compartió con Grau el permanente sacrificio que entrañó la campaña naval, hasta que fue preciso arriesgar un desigual combate contra la escuadra enemiga en Angamos. Al caer muerto Grau, Aguirre asumió el mando y control del Huáscar.