Ejemplos ?
Amor en su punto, de Teresa Pelegri y Dominic Harari. La jaula de oro, de Diego Quemada-Díez. Stella cadente, de Lluís Miñarro. Hermosa juventud, de Jaime Rosales.
2012 Anónimo. Cadente descripción, épico rasgo, métrico diseño, que ansioso provoca la fidelíssima atención Cordobesa, a eternizar lo plausible del gozo, hijo de las más obsequiosas demonstraciones, con que la M.N.
la misma se realiza de acuerdo a los requisitos establecido por el artículo 24, ley 20.337, que contiene las siguientes limitaciones: Carácter preexistente de asociados que debe revestir el cesionario: la ley da prioridad al interés de la asociación por encima del que corresponde al asociado cadente.
Había remedios suficientes para reparar, en caso de descompostura, la tapa bloqueadora destinada a sofocar mentiras alucinantes que se vaticinaba encontrar dentro de poco en la ruta, como ver ríos imaginarios de azufre cadente y color de azafrán, ciscos amarillentos de gigantescos solares, montes de alturas inconmensurables, tablas como llamas in-cendiarias de flora química, furias despechadas y envenenadoras de sales, carros aurantes de alfileres mortales, mar y naves fingidas en cas-cabeles, bestial y temblorosa mano alcoholífera flotando en explosiones de cortezas docicodo-decaédricas y otras visiones calladas y ocultas.
Grave y lento, discurre al soslayo, escudriña con calma grotesca, se derrumba cual muerto de un rayo, sumérgese y pesca. Y al trotar de un rocín flaco y mocho, un moreno, que ciñe moruna, transita cantando cadente tontuna de baile jarocho.