cadejo

cadejo

1. s. m. Porción de pelo muy enredada que se separa para peinarla.
2. TEXTIL Madeja pequeña de hilo o seda.
3. TEXTIL Conjunto de muchos hilos para hacer borlas o trabajos de pasamanería.

cadejo

 
m. Parte del cabello muy enredada.
Madeja pequeña de hilo o seda.
Conjunto de muchos hilos para hacer borlas u otra obra de cordonería.
Ejemplos ?
Los animales también forman parte del vulgo popular, entre los personajes más famosos podemos mencionar a El Cadejo, El Mico Brujo, El Caballo negro, etc.
Dicho animal acompaña al hombre en todos sus viajes solitarios por la noche; y en la versión de dos cadejos, el blanco lo protege y lo defiende contra los malos espíritus encarnados en el cadejo negro, color tenebroso que simboliza la muerte, o sea, el mal en todas sus manifestaciones.
La leyenda del Cadejo es el vestigio de una antigua creencia que supone que todo humano posee un animal de compañía. Este mítico animal es el doble del hombre, de tal manera que la enfermedad o la muerte del primero conllevan la enfermedad o la muerte del segundo.
Durante la colonia, hubo una variante de la leyenda de la mona en las llamadas «voladoras», mujeres que podían asumir la forma de grandes pájaros que surcaban los aires. La Cegua El Micomalo El Cadejo La Tulevieja María La Negra Nahual Óscar Sierra Quesada.
También se cree que si alguna persona sorprendiera a la inusual pareja, el Trehuaco desaparecería inmediatamente, mientras que la mujer quedaría con una gran melancolía que le durará por mucho tiempo. Trauco Cadejo Jaime Blume.
Cadejo o El Cadejo es un animal legendario de la región mesoamericana, siendo muy conocido en las zonas rurales e incluso urbanas de Centroamérica.
De este forma, para Zepeda, el cadejo, más que un espíritu protector, es un espíritu merodeador que sale a asustar a los trasnochadores callejeros y concluye que la presencia de este ente sobrenatural es una forma de escarmiento ejemplar para la gente de mala vida que implica el pecado original o un remordimiento de conciencia histórica.
Con la llegada de los conquistadores españoles a América, la tradición de las brujas europeas medievales se mezcló con la de los nahuales mesoamericanos, dando origen a muchas leyendas sobre personas que podían asumir formas animales, leyendas que sobreviven hasta los tiempos actuales, como las de la Mona, la Cegua y el Cadejo.
En Honduras la leyenda del Cadejo aún permanece con mucha vigencia, y hay numerosos relatos y escritos basados sobre el famoso "perro del diablo".
Las diferentes versiones de la leyenda en Centroamérica describen a un cadejo de color blanco y uno de color negro (generalmente benigno y maligno respectivamente), o simplemente un solo cadejo negro (generalmente maligno).
Es muy posible que el origen del Cadejo como ser mitológico se encuentre en la mitología maya-quiché. Las leyendas de los cadejos espectrales centroamericanos parecen estar emparentadas, en cuanto a su origen, con los nahuales.
Por otro lado, el escritor nicaragüense Enrique Zepeda-Henríquez, en su artículo El Cadejo: mito nicaragüense, sugiere que el mito del cadejo está arraigado en el imaginario social provinciano como una fuente moral.