cachua


Búsquedas relacionadas con cachua: cachucha

cachua

 
f. (Amér. Merid) Baile de los indios.
Ejemplos ?
1.0.- Danzas de carácter nativo: auquin-danza, ruco, wapya palla, anaca, binaca, chuncho, shashu, arawij, cóndor rachi, qishpi-cóndor, apu-inka palla, tinyapalla, awqa-runa, yurigua. 1.1.- Bailes nativos: chimaychi o chimaiche, tinya, qatswa o cachua, cachaspari, aywallá.
Las partes más conocidas como el preludio, pasacalle y cachua, han sido versionadas y adaptadas del arreglo para piano que Daniel Alomía Robles vendió a la Edward B.
El pasacalle y el baile o cachua, han sido largamente versionadas y difundidas, en algunos casos añadiéndoseles letra (todas deben ser consideradas apócrifas) y generalmente cambiando su instrumentación y ritmo.
En las afueras de la mina, se celebra un baile en honor a la boda de Ruperto y Juanacha a realizarse en el pueblo, suena una cachua (Baile).
Corresponden a a la cachua (danza similar al huaino) del baile de bodas, y termina en un pasacalle que sigue tras la plegaria a la Virgen.
La zarzuela,"El cóndor pasa" (cuyo Pasacalle y Cachua son sus obras más conocidas) fueron declaradas Patrimonio Cultural de la Nación el 16 de marzo del 2004.
estentóreo. La danza es ejecutada con estremecimiento y gallardía, consiste en las dos conocidas figuras o mudanzas de la cachua.
A fuer de corteses dijeron a las bailarinas que no eran venidos a aguar la fiesta y que podían continuar, mientras ellos en un rinconcito de la sala leían su breviario. Ellas no eran sordas para hacerse repetir la autorización, y siguió la cachua sin que los padres alzasen ojo del libro.
No hay uno que no sepa hacer sonar las cuerdas de ese instrumentillo llamado charanga, con que se acompaña el monótono zapateo de la cachua tradicional.
Las tales pécoras pasaban sus ratos de ocio tan alegremente como era posible pasarlos en un lugarejo de la sierra cantando yaravíes y bailando cachua al son de un pésimo rabel, tocado por un indio viejo, sacristán de la parroquia y compadre de doña Pacomia.
Lo religioso y sagrado no excluía a lo mundanal y profano. Al final de la misa, un grupo de pallas bailaba la cachua y el maisillo, cantando coplas no siempre muy ortodoxas.
Cuatro o seis voces aguardentosas cantaban coplas obscenas, y al compás de un mal charango y de una pésima guitarra zapateaban las mujeres una cachua abominable.