cachicuerno

(redireccionado de cachicuerna)
Traducciones

cachicuerno

ADJ [arma] → with a horn handle
Ejemplos ?
Dudó el mayor de los Cerdera, sobre lo que debía hacer, pero la idea del miedo le pareció vergonzosa. Arma no tenía, sino era una navajita cachicuerna.
-Verás tú -dijo el Ortigosa, interrumpiéndole y con voz que estaba pidiendo el más contundente de todos los correctivos-, la cosa fue que el probe del señor Jacinto tenía menos espíritu que un lúgano, y una noche que estábamos de gromas le dijimos a José que jiciera como que se abroncaba de veras, pa ver si él ponía pies en polvorosa, y José, que pa cómico vale más de un millón, pos encomenzó a ponerse pesao con él y a dicirle cosas de las que ningún hombre puée oir sin aguantar el resuello, y tantas cosas le dijo que el Jacinto arremató por achararse y por dicirle una fresca al José, y entonces el José tiró de la cachicuerna que le había alargao por debajo de la mesa Pepe el Chamusca...
¡Ca!..., aquella mujer no podía ser más que suya, y sí el Lamparones se metía en su terreno ya se cuidaría él de que su cachicuerna lo colocara en la más cómoda de las posturas...
-Pos bien: como la Candelaria es como es y el Garabato tiée sangre de garañón y si rispeta a la luna es porque no la alcanza manque se remonte en globo, pos a fuerza de verse se gustaron, y como se gustaron se entendieron y como mi Pepe tiée aprobá toas las asirnaturas y ve mas dormío que otros despierto, pos se comió la partía, y como el gachó es más súpito que un rayo, apenitas se la comió, trincó al Toñuelo, le dio dos copas en ca del Ventolina y endispués se lo llevó a la Plaza del Callao y allí le dijo que tirara del jierro y él metió mano a su cachicuerna, y como mi niño es una pantera cuando se le sube la temperatura, pues el chavó quebró al Garabato como los propios ángeles y le atiró tina de las de chipé, de las de pronóstico reservao.
Pos yo estoy conforme con lo que dice el Chato Puliana, que muchas veces lo que encomienza por una chufla acaba en una trigedia, que por chufla encomenzó lo mío con el Manga y lo más lejos que tenía yo de mí, al tirar de la cachicuerna, era que diba a dejar en el sitio al probe más tieso que un machete.