cacería

(redireccionado de cacerías)
También se encuentra en: Sinónimos.

cacería

1. s. f. CAZA Salida organizada de un grupo de personas para cazar la cacería del zorro.
2. CAZA Conjunto de animales muertos en la caza.
3. PINTURA Cuadro que representa una escena de caza.

cacería

 
f. Partida de caza.
Conjunto de animales muertos en la caza.
Cuadro que figura una caza.

cacería

(kaθe'ɾia)
sustantivo femenino
expedición con el fin de matar animales para alimento o por deporte cacería de liebres
Sinónimos
Traducciones

cacería

hunting

cacería

cacera

cacería

jachtpartij, jacht

cacería

Jagd, Jägerei

cacería

cacciata, caccia

cacería

صَيْدٌ

cacería

lov

cacería

jagt

cacería

κυνήγι

cacería

metsästys

cacería

chasse

cacería

lov

cacería

狩り

cacería

사냥

cacería

jakt

cacería

polowanie

cacería

caça

cacería

охота

cacería

jakt

cacería

การล่าสัตว์

cacería

av

cacería

sự đi săn

cacería

打猎, 狩猎

cacería

лов

cacería

狩獵

cacería

ציד

cacería

SF
1. (= actividad) → hunting, shooting
ir de caceríato go hunting, go shooting
2. (= partida) → hunt, shoot, shooting party
organizar una caceríato organize a hunt
cacería de brujaswitch-hunt
cacería de zorrosfox hunt
3. (= animales cazados) → bag, total of animals etc bagged
4. (Arte) → hunting scene
Ejemplos ?
Llámase en la Argentina así a los que por instinto de caminantes y por el hábito de las excursiones y cacerías conocen palmo a palmo la tierra.
¡Oh desdichado de mí, que sé no puedo decir lo que sé! ¡Oh hija de Latona, la más querida de las Diosas, con quien habito, compañera de mis cacerías!
La consecuencia de esa entrevista dio lugar a un escándalo político en las Cortes, en las que el Rey fue acusado de intentar romper la neutralidad española en la guerra. El Primer Ministro, Romanones, instó al monarca para que no acudiese más a las cacerías en Láchar.
Explicaba Manolo las ausencias con cacerías, comidas, expediciones y giras en compañía de sus amigos, y Dolores, fiel a su sistema de tolerancia cariñosa, llegaba hasta animarle para que no faltase, y celebraba a la vuelta las anécdotas y lances de la función, referidos por Manolo con humorística gracia porque el hábil engañador tenía cuidado de no mentir siempre y de concurrir no pocas veces, en efecto, a las distracciones adonde decía que concurría, por tener -si su mujer preguntaba o hacía indagaciones- más elementos para justificarse en cualquier caso.
Una ninfa lo honra, pero ni para las cacerías apta ni que los arcos doblar suela ni que competir en la carrera, y única de las náyades no conocida para la veloz Diana.
Eran en número considerable, pues además de los que había cogido él en sus cacerías, había adquirido algunos por fuertes sumas, y todavía sus amigos le habían regalado otros más.
305 A menudo a ella, fama es, le dijeron sus hermanas: 305 “Sálmacis, o la jabalina o las pintas aljabas coge, y con duras cacerías tus ocios mezcla.” Ni la jabalina coge ni las pintas ella aljabas, ni con duras cacerías sus ocios mezcla, sino ora en la fontana suya sus hermosos miembros lava, 310 a menudo con peine del Citoro alisa sus cabellos y qué le sienta bien consulta a las ondas que contempla, ahora, circundando su cuerpo de un muy diáfano atuendo, bien en las mullidas hojas, bien en las mullidas se postra hierbas, a menudo coge flores.
Si algunos dones tienes ofrecidos por mí en tus aras mi padre Hirtaco; si yo mismo les tengo añadido algunos con los productos de mis cacerías, suspendiéndolos de los artesones de tu templo o clavándolos en sus sacras bóvedas, déjame dispersar esa muchedumbre y dirige mis dardos por el viento." Dijo, y haciendo empuje con todo su cuerpo, disparó el férreo dardo, que hiende volando las sombras de la noche y va a clavarse en la espalda de Sulmón, donde se rompe, y con su rajada madera le traspasa las entrañas.
¡Qué sorpresa!, ¿verdad?, al ocurrir la catástrofe de Lucianito... Esos accidentes en las cacerías siempre aterran...; sí señor, aterran punto menos que un crimen...
Para mayor contento suyo, los enfermos en cuyo auxilio iba, habíanse restablecido, y salieron a su encuentro con todos los colonos de la estancia, que gozosos de ver a su amada patrona, entregándose a los regocijos de prolongadas fiestas, en las que figuraban Feliza y sus compañeros, organizando carreras, cacerías y pescas.
Allí donde su corte el león tenía, mirando cada día las cacerías, luchas y carreras de mansos brutos y de bestias fieras, se veían los campos ya cubiertos de enfermos miserables y de muertos.
-Me temo -susurraba con resignada melancolía Federico- que nada lograré hasta el otoño (estábamos en marzo), y eso si voy a las cacerías de Escocia con los Ambas Castillas y los Mordaunt...