Ejemplos ?
Sepan ustedes que san Benito discurre que el oficio de Dios ha de ser oficio muy cócora, y que al que lo ejerce debe repudrírsele la sangre palpando que, no obstante su tan cacareada omnipotencia, no logra te- ner á todos satisfechos y contentos.
Nada más ridículo, por otra parte, que esos alardes de indignación, henchida de alta moral de nuestros burgueses, al hablar de la tan cacareada colectivización de las mujeres por el comunismo.
"Es decir, extendiendo el reino de la ley y la justicia pública a la protección y seguridad de los intereses de las personas en la vertiente económica, hemos seguido meramente, como razonablemente estábamos obligados a seguir, su tan cacareada máxima de 'igualdad ante la ley'.
Las animadas descripciones de sus fiestas públicas; la tan cacareada especie de que en Madrid hace cada quisque lo que le acomoda sin que nadie se fije en él...