cabrón


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con cabrón: chingar

cabrón, a

1. adj./ s. m. vulgar Se dice de la persona que hace cabronadas o malas pasadas a otra su fama de cabrón le persigue. canalla
2. vulgar Se refiere al hombre que consiente el adulterio de su mujer.
3. vulgar Se refiere al hombre que aguanta sin inmutarse insultos o impertinencias.
4. adj. Méx. Que es muy complicado el examen estuvo cabrón.
5. s. m. Macho de la cabra.

cabrón -brona

 
m. zool. Macho de la cabra.
m. f. fig. y vulg.Persona que molesta, causa daño o tiene mala intención.
desp. y vulg.Persona que aguanta cobardemente las ofensas.
m. fig. y fam.Hombre que consiente el adulterio a su mujer.

cabrón, -brona

(ka'βɾon, -'βɾona)
sustantivo masculino-femenino
1. persona que hace malas pasadas Todo lo hace con maldad, el muy cabrón.
2. hombre que acepta la infidelidad de su mujer El cabrón es consciente del engaño.
3. hombre que aguanta sin inmutarse agravios e impertinencias El cabrón no tiene sangre en las venas.
Sinónimos

cabrón

, cabrona
sustantivo masculino
1 bode, igüedo, buco, macho cabrío, cegajo, chivo, chivato.
Macho cabrío es muy usado por ser malsonante la palabra cabrón. El de dos años se llama cegajo; el que no mama y no ha llegado a la edad de procrear, chivo; el que tiene más de seis meses y no llega al año, chivato.
2 (malsonante)cabrito (malsonante), canalla, ruin.

cabrón:

cornudoconsentido,
Traducciones

cabrón

he‐goat, asshole, motherfucker

cabrón

Ziegenbock

cabrón

bouc, connard

cabrón

caprone

cabrón

Bastard

cabrón

Bastard

cabrón

Bastard

cabrón

/ona
A. SM (= cornudo) → cuckold
B. SM/F
1. ¡cabrón!you bastard!
es un cabrónhe's a bastard
el muy cabrón le robó el cochethe bastard stole his car
el tío cabrón esethat bastard
2. (LAm) [de burdel] → brothel keeper (Andes, Cono Sur) (= chulo) → pimp (CAm, Cono Sur) (= traidor) → traitor (Andes) (= maricón) → queer, fag (EEUU)
¡cabrón! (= idiota) → you stupid berk!
Ejemplos ?
Y como cinco y sin sacar... —A ver cuándo se le quita lo putón a este cabrón de Adolfito y se viene con nosotros pa' enseñarlo a ser macho...
Que el letrado venga a ser Rico con su mujer bella, Más por buen parecer de ella Que por su buen parecer, Y que por bien parecer Traiga barba de cabrón, Chitón.
Me gustaría que le pusieras una inyección pa'que sintiera lo que es chipocludo. A ver si así se vuelve cabrón... Y Adolfo se angustiaba...
¿Y éstos son los que se atreven a hablar de patriotismo? Roban, corrompen las administraciones y, como si esto fuera poco, convierten al Estado en un cabrón de casa pública.
Yo estaba colérico y díjele: -¡Llega y te tornaré a matar, infame, que no puedes ser hombre de bien! ¡Llega, cabrón! ¡Quién tal dijo!
el huerfanito... —un chiquillo entra ofreciendo un billete de lotería... —¡Salte cabrón! -grita uno de los meseros—. No tienes edad para entrar..
Y conociendo las costumbres de mi señora, que con tales resistencias ella se acostumbraba enojar mucho y darme de palos, acordé irme y no tornar a casa, lo cual no hice por tu causa; pero como yo me partiese de allí triste, por no tornar las manos vacías, veo estar un odrero con unas tijeras trasquilando tres odres de cabrón, los cuales, como los viese estar colgados tersos y muy hinchados, tomé algunos de los pelos que estaban por el suelo, y como eran rojos semejaban a los cabellos de aquel beocio gentilhombre de quien mi ama estaba enamorada: a la cual los di, disimulando la verdad.
-Entremés -dijo tan presto Diego Moreno-. ¿Yo soy cabrón y otras bellaquerías que compusiste a él semejantes? ¿No hay otros Morenos de quien echar mano?
Estoy harto de esta vida prángana. Nomás que la mocosa tenga edad para valerse por sí misma. Entonces... Sírveme otra cabrón. Y tú qué chingaos me ves. ¿Te gusto?
Y todas las viejas pendejas caíamos, quién sabe por qué. Tenía labia el cabrón. Te hacía la conversación y así se la llevaba durante varios días: habla y habla y habla, todo cuatrapeado, pero a’i l’ibas entendiendo sus intenciones; hasta que terminaba su trabajo de plomo y los patrones le pagaban la lanísima.
Cerca de quince años habían pasado desde que había salido de ella; ¡quince años!, todo un trozo de vida; y galopaba, tragándose las leguas, y pensando en lo que iba a encontrar por sus pagos. ¡Cuántos cambios iba a ver!, no lo iban a conocer, por cierto, lampiño que era, cuando se fue; barbudo, ahora, como cabrón.
II Causa contra don Alonso de Torres sobre si dijo cornudo o DIJO CABRÓN De todos los tiempos ha sido el que los apasionados de las cómicas se afanen por penetrar en el vestuario, durante los entreactos.