cabo Bojador

Bojador, cabo

 
Cabo de África, en la costa atlántica, en el Sahara Occidental.
Ejemplos ?
En 1443, uno de los capitanes de Enrique, Nuno Tristão, había descubierto la bahía de Arguin (en la costa de la moderna Mauritania), que estaba salpicada de pequeños poblados de pescadores de bereberes sanhaja, los primeros asentamientos nativos que los capitanes de Enrique habían visto desde que hubieran superado el cabo Bojador diez años antes.
Otros puntos del tratado contemplaban la renuncia de Castilla a los derechos que tenía sobre el Reino de Fez, salvo la región que rodea a Melilla, así como la exclusión de navíos de pesca castellanos al sur del Cabo Bojador y la confirmación del derecho castellano, dentro del área portuguesa, de realizar «Cabalgadas» entre ese punto y el Río de Oro.
A todo esto, la Corona de Portugal había obtenido ya del Papa la investidura de todos los descubrimientos hechos y que se hiciesen al sur del cabo Bojador, donación que fue ratificada sucesivamente por todos los pontífices hasta Sixto IV.
La navegación se presentó feliz: antes de una semana llegaron a Tenerife, donde hicieron agua; pasaron sin contratiempo el terrible cabo Bojador, y el día 21 de septiembre se encontraron con el sol sobre la línea equinoccial.
Tras la muerte de Juan I en 1433, Eduardo I, hermano mayor de Enrique, sube al trono y le concede un quinto de todos los beneficios comerciales con las zonas descubiertas así como el derecho a explorar más allá del cabo Bojador.
En aquella época el cabo Bojador era el punto más meridional de la costa de África conocido para los europeos. Gil Eanes, que mandó una de las expediciones, fue el primero en pasarlo, en 1434, acabando con el mito que hasta entonces se tenía sobre lo que se encontraría más allá del cabo.
Ese mismo año (1443), el príncipe regente Pedro de Coimbra concedió a su hermano Enrique el Navegante el monopolio exclusivo sobre todo el comercio al sur del cabo Bojador.
Tras la conquista de Ceuta en 1415 y el paso del cabo Bojador por Gil Eanes, la exploración de la costa africana continuó hasta que Bartolomé Díaz comprobó en 1488 la comunicación entre los océanos Índico y Atlántico al doblar el cabo de Buena Esperanza.
En junio de 1500 Antonio de Torres fue nombrado veedor en las partes de Berbería para supervisar en nombre de la Corona la misión de Alonso Fernández de Lugo, gobernador de Tenerife y La Palma, en la zona de Berbería comprendida entre el cabo de Aguer y el cabo Bojador.
La alota de su puerto era la que más tributos proporcionaba al Duque de Medina Sidonia, siendo su primacía tal que en ella se contrataban las pesquerías de buena parte de la comarca, e, incluso, dos palermos, Juan Venegas y Pedro Alonso Cansino, se encargaban de conceder licencias para pescar en aguas atlanticoafricanas, en la zona comprendida entre el Cabo Bojador y el Río de Oro, que tenían arrendada a los Reyes Católicos.
Fue Gil Eanes quien salvó definitivamente el obstáculo que suponía el cabo Bojador en 1434 en los viajes hacia la parte subsahariana de África.
España reclamó también un protectorado en la costa occidental desde la desembocadura del río Draa hacia el sur incluyendo el territorio del Sáhara desde Cabo Bojador hasta Cabo Blanco, la soberanía española fue reconocida en la Conferencia de Berlín de 1884: España administraba Sidi Ifni y el Sáhara Occidental conjuntamente, en esa época, en tal época España llegó a reclamar el Adrar (actualmente parte de Mauritania) aunque luego Francia ocupó tal territorio.