cabezada


También se encuentra en: Sinónimos.

cabezada

1. s. f. Golpe dado con la cabeza o recibido en ella. cabezazo
2. Movimiento o inclinación involuntaria de la cabeza del que se está quedando dormido sin tenerla apoyada no cesó de dar cabezadas. cabeceo
3. Inclinación de cabeza hecha como saludo.
4. NÁUTICA Movimiento, de subida y bajada o de un lado a otro, de una embarcación.
5. EQUITACIÓN Correaje sencillo que, formando parte de la brida y estando unido al ramal, sujeta la cabeza del caballo.
6. AGRICULTURA Parte más elevada de una tierra de cultivo.
7. echar una cabezada coloquial Dormirse momentáneamente ha echado una cabezada antes de irse.

cabezada

 
f. Golpe que se da con la cabeza o se recibe en ella.
Cada movimiento de cabeza del que se está durmiendo sin estar acostado.
Inclinación de cabeza, como saludo.
Correaje que ciñe y sujeta la cabeza de una caballería.
Cordel para coser las cabeceras de los libros.
cabezada potrera La de cáñamo que se pone a los potros.
Traducciones

cabezada

dřímání

cabezada

lur

cabezada

Nickerchen

cabezada

torkut

cabezada

somme

cabezada

drijemež

cabezada

居眠り

cabezada

선잠

cabezada

dutje

cabezada

høneblund

cabezada

drzemka

cabezada

soneca

cabezada

tupplur

cabezada

การงีบหลับ

cabezada

giấc ngủ ngắn

cabezada

打盹儿

cabezada

SF
1. (= cabezazo) → head butt, butt; (= porrazo) → blow on the head
darse de cabezadasto rack one's brains
2. (= cabeceo) → shake of the head, nod
dar cabezadasto nod (sleepily), doze
dar o echar una cabezadahave a nap
3. (Náut) → pitch, pitching
dar cabezadasto pitch
4. (= parte de arreos) → head stall; [de bota] → instep; [de zapato] → vamp
5. (Andes, Cono Sur) → saddle tree
6. (Caribe, Cono Sur) [de río] → headwaters
Ejemplos ?
Otra vez en la novela ella menciona su odio hasta la educación francesa, 'me siento mal para la Cabezada de ademoiselle, aun si ella fuera el francés' (Abouzeid, 6).
Su divorcio se ha llevado su personalidad y sentido de mí completamente. La identidad es otra vez criada en el Último Capítulo en cuanto a la Cabezada de profesor perdida Mademoiselle.
Josico volvió al filial, el cuerpo técnico encabezado por Juanito Rodríguez y Branko Milovanovic fue sustituido por Nico Rodríguez, proveniente de la AD Alcorcón. Este se encargó de confeccionar la plantilla, en cabezada por el nuevo técnico Paco Herrera.
áquima (del árabe andalusí šakíma /xaquima (bocado), y este del árabe clásico šakīmah) es la cabezada de cordel, que suple por el cabestro, para atar los caballos y llevarlos.
El grupo, formado por seis viajeros, se dirigue a Ched Nasad, una ciudad drow vecina a Menzoberranzan en cabezada por la Casa Melarn.
El apero nacional consiste de: El caballo Peruano de paso a ritmo de marinera con un vistoso chalán y su pareja. El grandioso chalan Flavio Carrillo El cabestro. El bozalillo. La cabezada. El bozal. Las riendas trenzadas.
Muchas veces el profesional en salud mental que lleva la sesión, pondrá metas para que el cliente las complete, como por ejemplo, llevar el caballo a un área determinada o ponerle la cabezada.
Se encuentran tortugas, garapachos, variedad de especies en el océano y agua dulce como róbalo, pargo, guachinango, mojarra, lisa, cuatete, charras, bagre, barrilete, langosta, pulpo, cazón, ostión, cabeza de hacha, almeja, jaiba, camarón, sirique, almiche, charchina cabezada, carpa etc.
Se utiliza tanto en los caballos de silla como en los de tiro. Se compone de dos partes: cabezada y bocado. La primera comprende el conjunto de correas que, adaptándose a la cabeza del animal, sirven para sostener el bocado en la posición debida, y además las riendas, por medio de las cuales el jinete o el cochero contienen y guían al caballo a su antojo.
La hija del maragato saludó a Zurita con una cabezada, sin soltar, es decir, sin sonreír ni hablar; y aquel matrimonio de mensajerías desapareció por la calle de Alcalá arriba, perdiéndose entre el polvo de un derribo...
Viento Negro se revolvió contra él como un tigre y asestándole una tremenda cabezada en mitad del pecho lo tendió exánime en el duro pavimento.
-Le ha dado una cabezada en el pecho -dijeron los obreros, contestando a la mirada interrogadora del jefe, quien sin soltar el brazo de su prisionero lo condujo frente de la viga y le ordenó con tono tranquilo, casi amistoso: -Ante todo vas a a colocar ese soporte en su sitio.