caballería


También se encuentra en: Sinónimos.

caballería

1. s. f. Cualquier animal solípedo que, como el caballo, sirve para cabalgar en él puso los arneses a las caballerías.
2. MILITAR Conjunto de militares montados y del personal y material de guerra complementarios que forman parte de un ejército la caballería arremetió contra la vanguardia enemiga.
3. HISTORIA, MILITAR Cualquiera de las órdenes militares españolas.
4. Conjunto de caballeros.
5. Empresa o acción propia de un caballero.
6. caballería andante HISTORIA, LITERATURA Profesión, regla u orden de los caballeros aventureros.
7. caballería ligera MILITAR Arma de combate formada por militares a caballo, que es rápida y ágil.
8. andarse una persona en caballerías coloquial Hacer galanterías o cumplimientos innecesarios.

caballería

 
f. Animal solípedo que sirve para cabalgar en él.
Conjunto de caballeros.
Institución propia de los caballeros que haciendo profesión de las armas se obligaban a combatir por la fe y la justicia, a proteger a los débiles y a ser leales y corteses.
Acción o empresa propia de un caballero.
Cualquiera de las órdenes militares españolas: c. de Montesa.
Conjunto de preeminencias y exenciones de que gozaba el caballero.
caballería andante Profesión del caballero andante.
caballería de tiro La que sirve para el arrastre de los vehículos.

caballería

(kaβaʎe'ɾia)
sustantivo femenino
1. animal cuadrúpedo usado para cabalgar dar de beber a las caballerías
2. militar cuerpo de soldados a caballo teniente de caballería
3. historia orden militar Los templarios eran una orden de caballería.
Sinónimos

caballería

sustantivo femenino
Traducciones

caballería

cavalerie

caballería

cavalleria

caballería

Kavallerie

caballería

cavalerie

caballería

cavalaria

caballería

ιππικό

caballería

Кавалерия

caballería

骑兵

caballería

騎兵

caballería

Kavaleri

caballería

騎兵

caballería

기병대

caballería

Kavalleri

caballería

SF
1. (= montura) → mount, steed (liter); (= caballo) → horse; (= mula) → mule
caballería de cargabeast of burden
2. (Mil) → cavalry
caballería ligeralight cavalry, light horse
3. (Hist) → chivalry; (= orden) → order of chivalry
libros de caballeríasbooks of chivalry
caballería andanteknight errantry
4. andarse en caballeríasto overdo the compliments
5. (CAm, Caribe, Cono Sur, Méx) (Agr) a land measurement of varying size (usually 42 hectares)
Ejemplos ?
al mando de Sargento Mayor Dn. Miguel Vidal; y las de Caballería, la primera alas órdenes del Capitan Dn. Mariano Garcia, y la segunda á las del Tente.
hombres de Infantería alas ordenes del Capitan Dn. Pedro José Texada, á más de la de Caballería, que dirigía él Ayudante Mayor D.
Realmente se verificó lo segundo por su costado, con la mayor brabura, mientras por el otro cargó con el resto de su caballería él Comandte.
Siempre que en el curso de sus patrullas encontrare algún carruaje o carro volcado, o caballería caída, como no vaya a un servicio determinado en el que por la detención resulte perjuicio, ayudará a los dueños a levantarlos; lo mismo que en cualquiera otra necesidad que observase en los viajeros, les prestará cuantos auxilios necesiten y estén a su alcance.
escaseandole ya las municiones, ocupó otros desfiladeros de cuya cima descargó quantas piedras se le presentaban, en tanto que la Caballería picandoles con teson la retaguardia, los sableaba á su discrecion impunemente.
xcelentísimo señor: Don José Antonio de Larrea, teniente coronel del Regimiento Provincial Disciplinado de Caballería de la Villa de Tarija con mi más profundo respeto, ante la acreditada bondad de V.E.
Pero ya en el amanecer a ellos les fue posible reconocer la bahía y ver que en cualquier parte podían saltar a la playa, embistieron y luego dispuse traer a los soldados que tenia en el puerto y poniéndolos atrás la caballería se resolvió con toda presteza a ganar el fondeadero.
Al margen un sello que dice: Ejército Nacional Cincuenta Regimiento de Caballería, Comandancia: Tengo la honra de Informar de las operaciones llevadas a cabo durante los días del 8 al 10 de los corrientes: Día 8.- Habiendo recibido las últimas instrucciones del ciudadano general en jefe del Cuerpo de Ejército de Operaciones del Sur, don Pablo González y salí de ésta con mi escolta rumbo a Chinameca, a las 8:15 A.M., llegando a Moyotepec a las 11 del mismo día; donde me esperaba una escolta de cincuenta hombres, al mando de un capitán 2o.(Segundo), saliendo de dicho punto y llegando a Chinameca a las 3 P.M.
Son las dos y media de la tarde y han huido vergonzosamente, dejándome otros prisioneros, mis tropas han avanzado en persecución de ellos, pero descubro que están formando dos columnas y tal vez emprenderán de nuevo el ataque, por lo que he mandado que se me retiren las avanzadas y ocupen los puntos de defensa, pues así como pueden atacarme, pueden también con su caballería cortarme los que han avanzado desordenadamente para perseguirlos.
De la moralidad irreprochable de Lavalleja, dice claramente su actitud en Bagé cuando los soldados de Alvear entraron a saco en las casas del villorio abandonado, seguidos de algún jefe porteño de alta graduación, como Mansilla, Rodríguez no tenía en haber ninguna victoria y Lavalleja tenía la muy reciente y resonante de Sarandí; “ combate de caballería ” a juicio de los historiadores porteños que hacen pedestal para la gloria indiscutible de Belgrano, con Salta y Tucumán, “ combates de caballería ” también que no tuvieron más trascendencia… ¡y no contemos a Rondeau, estratega de Sipe-Sipe, ni al propio Alvear, vencedor auténtico de Otorgués en Marmarajá y dudosamente conciente de Barbacena en Ituzaingó!
Con lo cual entraron a dicho Cabildo el Doctor Don Pedro de Avilés, Comisario del Santo Oficio y Vicario Juez Eclesiástico de esta Ciudad; el Maestro Juan de Medina Lascano, Cura Interinario; el Licenciado Juan Bautista de Herr(er)a, Comisario de la Santa Cruzada; y el Padre Guardián de San Francisco; y el Padre Prior de San Agustín; y los Jueces Oficiales Reales: el Capitán Don Juan Álvarez de Avilés; el Capitán Don Prudencio del Castro; el Comisario de la Caballería...
¡Micaela! ¡Que arreen mi caballería! Minutos después, la yegüecita castaña del abad, viva y redonda de ancas, esperaba a la puerta del mesón.