cañaveral

(redireccionado de cañaverales)
También se encuentra en: Sinónimos.

cañaveral

s. m. Terreno donde abundan las cañas o cañaveras perdió la pista en el cañaveral. cañal, cañar, cañizal, carrizal

cañaveral

 
m. Sitio poblado de cañas o cañaveras.
Plantío de cañas.

cañaveral

(kaɲaβe'ɾal)
sustantivo masculino
lugar donde crece un conjunto de cañas cañaveral denso
Sinónimos

cañaveral

sustantivo masculino
Traducciones

cañaveral

Ried, Röhricht

cañaveral

canneto

cañaveral

SM
1. (Bot) → reedbed
2. (Colombia) (Agr) → sugar-cane plantation
Ejemplos ?
¡Qué dulce y conmovedor acento! Habríase dicho el sonido armonioso de los cañaverales cuando yo lo acaricio. Era el último canto de Ana Dorotea.
En las orillas surgieron, también maravillosamente, todo género de hierbas y plantas acuáticas: tulares, cañaverales, musgo, helechos.
El rinoceronte de Java, primariamente, habita en las planicies aluviales, pluvisilvas densas, juncales y cañaverales que son abundantes próximo a los ríos y áreas pantanosas.
Originalmente fue un aeródromo con una pista de 850 pies de largo por 50 de ancho, utilizado desde 1939 para el riego aéreo de los cañaverales de las Empresas Serrallés.
En los barrancos están presentes los zarzales de Rubus ulmifolius y los cañaverales de Arundo donax, mientras que en sus tramos superiores y en la zona de cumbres se desarrolla el fayal-brezal.
Las puertas de la ciudad inmediatas al Turia permanecían cerradas los más de los días, o se entreabrían tímidamente para chocar con el estrépito de la alarma apenas se movían los vecinos cañaverales.
XXI El cuervo prosigue así: -¿Ves allá, entre los espesos cañaverales, encenderse una llama ligera y cárdena, que vacila y corre sobre el haz de las fétidas aguas del pantano?
Detrás del bosque, a orillas de un gran lago, se levantaba un viejo palacio, rodeado por un profundo foso en el que crecían cañaverales, juncales y carrizos.
Y la caza fue larga; los negros les tiraban lanzas y azagayas y flechas: los europeos escondidos en los yerbales, les disparaban de cerca los fusiles: las hembras huían, despedazando los cañaverales como si fueran yerbas de hilo: los elefantes huían de espaldas, defendiéndose con los colmillos cuando les venía encima un cazador.
Texto Vencido Pompeyo en Farsalia, y roto su ejército, se retiró al mar; y en tanto que los cesarianos saqueaban los reales, Marco Bruto, por una puerta secretamente, se retiró a un lugar pantanoso, impedido con grandes lagunas, a quien escondían altos y espesos cañaverales.
Sobre el peinado del agua un círculo de pájaros y llamas. Y por los cañaverales, testigos que conocen lo que falta. Sueño concreto y sin norte de madera de guitarra.
Venancio al tute o les veían jugar, por entre los oreados cañaverales, que enhiestos recibían la caricia lujuriosa del sol, la brisa mansa de la tarde parecía musitar el célebre verso quintanesco: :::«¡Ay, infeliz de la que nace hermosa» En la taberna reinaba aquella noche grande algazara, porque estaba en el uso de la palabra el Manco; en el uso de la palabra y en el abuso de la bebida, según costumbre.