cañamazo

cañamazo

1. s. m. Estopa de cáñamo.
2. TEXTIL Tela tosca de cáñamo. arpillera
3. TEXTIL Tejido de hilos dobles que se emplea para bordar. esterilla
4. TEXTIL Este tejido ya bordado.

cañamazo

 
m. Estopa de cáñamo.
Tela de tejido ralo, dispuesta para bordar en ella con seda o lana de colores.
La misma tela después de bordada.
fig.Proyecto, esbozo.
Traducciones

cañamazo

burlap, canvas

cañamazo

canovaccio

cañamazo

SMembroidery canvas
Ejemplos ?
cannabinum: epíteto latino que significa "como el cáñamo".;Sinonimia: Castellano: cañamazo, cáñamo acuático, cáñamo de agua, cáñamo silvestre, cáñamo silvestre acuático, cáñamo verde, canabina, canabina de agua, cannabina, cannabina de agua, eupatorio, eupatorio con hojas de cáñamo, eupatorio de América, eupatorio de Avicena, eupatorio de los árabes, eupatorio no legítimo, eupatorio vulgar, garzota blanca, orégano acuático, orégano de agua, zahareña.
El lugar donde apoyaba el eje se forraba de cañamazo y se untaba con sebo de flandes, tanto para hacer más fluido el giro como para evitar el ruido.
El punto de cruz se realiza usualmente sobre tejidos de trama uniforme y distinguible, y con menos frecuencia en tejidos de trama no uniforme, colocándoles encima un tejido de trama uniforme (cañamazo) que se retira hilo por hilo al finalizar el bordado.
Aunque existen muchas bordadoras que aún lo emplean para estos usos, especialmente en Europa, es cada vez más corriente usar este punto para bordar sobre tejidos de tela de panamá o cañamazo y colgarlos en la pared como elementos decorativos.
Tapices hechos sobre lana que consisten en una única puntada diagonal (que debe ser idéntica en toda la labor). Se trabaja gracias a un bastidor cuadrado con lana sobre un cañamazo de tapicería que se puede adquirir ya marcado.
Finalmente, se deshace el cañamazo tirando con sumo cuidado de sus hilos. Consejo: en esta situación se debe bordar con un poco más de la tensión normal, ya que, de lo contrario, al sacar los hilos, el bordado quedaría al aire, siendo susceptible de un enganche.
Tela: Lino, tela aida o panamá, aunque gracias al cañamazo (¡no confundir con el de tapicería!) el punto de cruz se hace viable sobre cualquier tejido.
Si por ejemplo, queremos bordar sobre una loneta, deberíamos centrar un retal de cañamazo, hilvanarlo y bordar según su trama el punto de cruz.
El escritor costumbrista cubano José Victoriano Betancourt los describe durante el siglo XIX como sigue: “Los curros tenían una fisonomía peculiar, y bastaba verles para clasificarlos por tales: sus largos mechones de pasas trenzadas, cayéndoles sobre el rostro y cuello a manera de grandes mancaperros, sus dientes cortados en punta a la usanza carabalí, la camisa de estopilla bordada de candeleros, sus calzones blancos casi siempre, o de listados colores, angostos por la cintura y anchísimos de piernas, el zapato de cañamazo...
Todo ello urdido en el complejo cañamazo de una intrigante trama novelesca que tiene como fondo toda la carga de pasiones, de ilusiones, dudas y fracasos que conlleva el vivir.
Sobre este cañamazo, Ibn Šuhayd hace un repaso a las teorías literarias y a sus gustos personales, de gran originalidad para su época.
Un hálito de amor había pasado entre las mallas del cañamazo; cada puntada de aguja habría fijado a11í una esperanza y un recuerdo, y todos estos hilos de seda entrelazados no eran más que la continuidad de la misma pasión silenciosa.