cóncavo

(redireccionado de cóncava)
También se encuentra en: Sinónimos.

cóncavo, a

(Del lat. concavus < cum, con + cavus, hueco.)
1. adj. GEOMETRÍA Que tiene la superficie más deprimida en el centro, respecto del punto desde el que se mira.
2. s. m. Parte o sitio que tiene la superficie cóncava. concavidad

cóncavo, -va

 
adj. geom. Díc. de lo que tiene, respecto del que mira, la superficie más deprimida en el centro que por las orillas.

cóncavo, -va

('koŋkaβo, -βa)
abreviación
geometría que tiene la superficie más hundida en el centro respecto de los bordes plato cóncavo, ángulo cóncavo
Sinónimos

cóncavo

, cóncava
Traducciones

cóncavo

concave

cóncavo

konkav

cóncavo

κοίλος

cóncavo

concave

cóncavo

cóncavo

cóncavo

konkávní

cóncavo

오목

cóncavo

konkav

cóncavo

A. ADJconcave
B. SMhollow, cavity

cóncavo -va

adj concave
Ejemplos ?
Cada puerta ojival, cóncava y hueca, Entre su red de góticas labores, Una osamenta descarnada y seca Dibuja entre fantásticos colores.
Si se toma un punto exterior a un círculo y del punto al círculo se dibujan algunas rectas, una de las cuales pasa por el centro y las demás al azar, de las rectas que caen en la parte cóncava de la circunferencia, la mayor es la que pasa por el centro, y de las demás siempre la más próxima a la que pasa por el centro es mayor que la más lejana; pero de las que caen en la parte convexa de la circunferencia la menor es la que está entre el punto y el diámetro, y de las demás la más próxima a la más pequeña es siempre menor que la más lejana, y sólo caen dos de iguales del punto al círculo a uno y otro lado de la más pequeña.
Sus paredes encaladas, ni papel ni tela forran; su pavimento no abriga tapiz ni estera; las rotas sillas en el pavimento mal sobre sus pies apoyan; su chimenea sin fuego lanza por su negra boca el aire, que en son medroso por los tubos se encañona, su hollín arremolinando en su encuadradura cóncava.
Hígado Del tamaño natural, no pasando el borde de las falsas costillas; está un poco más blando y de color más oscuro que el ordinario, pero sin ninguna alteración orgánica en su tejido. En su parte cóncava se notan algunas manchas negras superficiales producidas por la transudación de bilis.
Mirad cual ruedan por la cóncava urna, cual sartal de diamantes, los planetas; como el velo de virgen taciturna, luciente cauda arrastran los cometas; no de otra suerte con su luz nocturna rebullen las luciérnagas inquietas, inundando los valles y las cumbres de repentinas, vívidas vislumbres.
Mas ¡ay! ya es tarde, que truena La cóncava artillería, Y el humo obscurece el día Y roba a la tierra el sol. ¡Huid, sin tornar los ojos, No os detenga la fatiga, Que os es la tierra enemiga En vuestro suelo español!
Cerró el monje la ventana, la prisión injusta viendo, con voz cóncava diciendo: «Si no hay justicia, no hay Dios.» - III - Tras una mesa cubierta con un terciopelo verde, en tres sillones de brazos están sentados tres jueces.
Mirado a través de un vaso, el mundo desierto parece un Edén.» Allá en otra estancia do en torno murmura lejana, insegura, la voz popular, cantor instigado del Dios que le irispira, de cóncava lira la suya levanta al acorde compás: «Amor y gloria sin fama son un espejo sin luz, sólo los cantos no mueren, hallando en el cieno sepulcro común.
Tendió, desolado y triste, los ojos, y allá en la alcoba vio sentada sobre el lecho, prendiendo fuego a las ropas, una aparición horrible que en su vacilante forma mostraba al par su contorno, mitad monstruo y mitad Rosa, y al son de la ardiente llama, en voz le decía cóncava: —¡Alma entera y vida media!
Tristes y a espacio caminan al crepúsculo del sol, por medio de un campo estéril, sin ave, fuente, ni flor. Las cumbres están nevadas, y en espantoso turbión, se oyen bramar los torrentes con honda y cóncava voz.
Duró un momento el silencio de aquesta escena angustiosa, que al fin rompió el caballero con voz apenada y cóncava, diciéndola: —Dios lo quiere; cumplid con su ley, señora, y entregadme a la justicia, pues en sus manos me arroja.
Hasta aquí a su hermano, nacido del oro, como acompañante 250 la Tritonia se ofreció; después, circundada de una cóncava nube, Serifon abandonó, a diestra Citnos y Gíaros dejados, y por donde sobre el ponto el camino parecía el más breve, a Tebas y el virgíneo Helicón acude; monte que, cuando alcanzó, en él se apostó y así se dirigió a sus doctas hermanas: 255 “La fama de un nuevo manantial ha arribado hasta nuestros oídos, el que la dura pezuña del alado hijo de Medusa ha quebrado.