cátaro

(redireccionado de cátaras)
Búsquedas relacionadas con cátaras: albigenses

cátaro, a

1. adj. RELIGIÓN De una secta religiosa dualista medieval que defendía la vida espiritual y ascética, y rechazaba los sacramentos y la autoridad papal.
2. s. RELIGIÓN Miembro de esta secta.
Ejemplos ?
Por el tratado de París se reconoció el dominio de la corona sobre la mitad del condado (la ribera izquierda del río Tarn con la ciudad de Albi), mientras que el resto quedaba para Tolosa dividida en siete bailías; las fortalezas cátaras de Lavaur, Gaillac, Rabastens, Montaigu y Puicelci fueron desmanteladas, y las de Cordes y Penne quedaron para el rey durante diez años.
Éste se convertiría en el centro del contraataque espiritual y político cristiano contra el catarismo que fueron las misiones en el Languedoc, llegando a servir también de refugio para mujeres cátaras reconvertidas.
En un sínodo celebrado en Verona, promulgó la constitución Ad abolendam en la que condenó las herejías cátaras, valdenses, arnaldismo, convirtiéndose en un instrumento eficaz contra cualquier forma de indisciplina a la ortodoxia católica, decretando que el castigo físico de los herejes correspondía a la autoridad laica con lo que Ad abolendam se convertirá en el embrión del futuro Tribunal de la Santa Inquisición y del Santo Oficio.
Las tropas cátaras de Raimundo Roger I de Foix y Arnau de Castellbó, en el siglo XII saquearon la iglesia y robaron cuarenta sueldos a su párroco.
Luchando contra las creencias cátaras, se consagró a la formación cristiana de laicos, a la difusión del culto a la Virgen y a la creación de instituciones para la defensa de la ortodoxia católica.
El castillo, cuyos señores feudales (como la población) eran de ideologías cátaras, fue sitiado y conquistado por las fuerzas del arzobispo de Milán, Ariberto de Intimiano, a las que se sumaron las del obispo de Asti Alrico.
Hacían falta 15 fuegos para establecer una sinagoga. Hacían falta 15 miembros de las comunidades cátaras para formar una capilla.
Fundó el monasterio de Prouilhe a 2 km de lo que era el núcleo de población, para combatir la herejía cátara por medios y argumentos espirituales y teológicos, en lugar del uso de las armas. Nueve mujeres cátaras se refugiaron en él en 1209 después de ser convertidas al catolicismo por el dominico.
Entre la ingente producción literaria de Llull hay cientos de casos similares que sería prolijo e interminable detallar aquí. La relación de Llull con la alquimia y las misteriosas sectas cátaras y albigenses es todavía más propicia al fantaseo.
Perteneció al monasterio de Sant Martí del Canigó y sufrió como otras muchas iglesias de la Cerdaña, el saqueo e incendio por parte de las tropas cátaras de Raimundo Roger I conde de Foix y el vizconde de Castellbó en el año 1198.
Las cinco diócesis cátaras, Narbona, Albi, Carcasona, Cahors, Toulouse e incluso Agen ocupaban casi exactamente los territorios de los grandes señores feudales del Languedoc.
Tuvo un fuerte auge durante los siglos XII y XIII en Europa Occidental donde llegaron a ser conocidos también como albigenses, en alusión a la ciudad de Albi donde residían algunas de las mayores comunidades cátaras, junto con otras establecidas en el norte de Italia, en el reino de Aragón y condado de Barcelona, aunque su enclave principal se encontraba en la región del Languedoc, en el sur de la actual Francia.