cóndor

(redireccionado de cóndores)
También se encuentra en: Sinónimos.

cóndor

(Del quechua kuntor.)
1. s. m. ZOOLOGÍA Ave rapaz diurna, de gran tamaño, de color negro y blanco, con el cuello desnudo, que se alimenta de carroña y habita en los Andes.
2. ECONOMÍA Moneda de oro de Colombia, Chile y Ecuador.

cóndor

 
m. zool. Ave falconiforme (Vultur gryphus), de gran tamaño; su plumaje es negro con un collar blanco. Habita en la cordillera de los Andes.

cóndor

('kondoɾ)
sustantivo masculino
zoología ave rapaz diurna de gran tamaño, plumaje negro y cuello desnudo, que habita en América del Sur El cóndor mide un metro de longitud y tres de envergadura.
Sinónimos

cóndor

sustantivo masculino
Traducciones

cóndor

Andeskondor

cóndor

Andenkondor, Kalifornien-Kondor, Kondor

cóndor

condor

cóndor

Anda kondoro, Kalifornia kondoro, kondoro

cóndor

Andienkondori

cóndor

condor, condor de Californie, condor des Andes

cóndor

condor

cóndor

コンドル

cóndor

Andescondor

cóndor

kondor, kondor kalifornijski, kondor wielki

cóndor

condor

cóndor

kaliforniska kondor, kondor

cóndor

And kondoru

cóndor

Кондор

cóndor

كوندور

cóndor

Кондор

cóndor

Condor

cóndor

콘도르

cóndor

SMcondor
Ejemplos ?
Si a un caballo hambriento se le abre la llanura, la llanura pastosa y fragante, el caballo se echará sobre el pasto, y se hundirá en el pasto hasta la cruz, y morderá furioso a quien le estorbe. Dos cóndores, o dos corderos, se unen sin tanto peligro como un cóndor y un cordero.
Allí, transparentes y sombrías sus aguas, parecen dormir sin que las turbe otro rumor que el monótono ruido del manantial que las alimenta, el suspiro de la brisa que viene a humedecer sus alas en la linfa o el salvaje grito de los cóndores que se lanzan a las nubes como una flecha disparada.
Aunque después arrojes mi cuerpo al río o me dejes en la roca para que los cóndores se ceben, aunque cojas mis cabellos para tus trofeos y mi piel para tus tambores y mis dientes para tus amuletos, ámame, ámame una vez más, ámame más...
Ha de ser hecho de una pieza y de una sola inspiración, porque no es obra de artesano que trabaja a cordel, sino de hombre en cuyo seno anidan cóndores, que ha de aprovechar el aleteo del cóndor.
Dicen que las serpientes danzan a su voz, que los cóndores le traen su alimento y que el genio de aquellas aguas, a quien debe la inmortalidad, le revela los arcanos futuros.
Después de doce años de andar subiendo y bajando cerros y de perseguir a los cóndores y a todo bicho volátil, sin exclusión ni de las moscas, creyó Santiago haber alcanzado al término de sus fatigas, y gritó ¡Eureka!
Yo sabía que cuando la dejase su cuerpo sacrificado iría despeñándose desde lo alto hasta el río; sabía que su cabeza sería cortada y que sus duros senos se tornarían flácidos y serían devorados por los peces y los cóndores, y que nunca más volvería a sentir su aliento cálido cerca del rostro.
Se reunió en Consejo, y en él la gente joven, deseosa de lucha y de gloria, acordó seguir a esos hombres a los cuales acompañaban las fieras y respetaban los cóndores.
El indio que más se interna, con atónitas miradas en sus dominios contempla tu hilera de carros larga; y nuevo monstruo ver crea, gigante sierpe que anda tan veloz, cual si tuviera de los cóndores las alas.
Pero hay algo en el peñasco mismo, que se mueve y palpita cual si fuera el corazón enfermo del abismo. Es un nido de cóndores, colgado de su cuello gigante, que el viento de las cumbres balancea como un pendón flotante.
Es un nido de cóndores andinos en cuyo negro seno parece que fermentan las borrascas, y que dormita el trueno. Aquella negra masa se estremece con inquietud extraña: ¡Es que sueña con algo que lo agita el viejo morador de la montaña!
Mama Ragua suspiraba dormida; a unos pasos, sobre una saliente, sonaba, en voz baja, la quena de Ayar Uchu y, en el centro de la colina donde reposaban Ayar Manco y Mama Ojllo, sonaron besos de pasión Los cóndores hacían coronas en el cielo y tendían sobre la cima y sobre el pueblo elegido sus alas dominadoras.