céfiro


También se encuentra en: Sinónimos.

céfiro

(Del lat. zephyrus < gr. zephyros, divinidad del viento del oeste.)
1. s. m. METEOROLOGÍA Viento suave que sopla del oeste.
2. literario Viento suave y apacible.
3. TEXTIL Tela fina de algodón, casi transparente.

céfiro

 
m. meteor. poét.Viento suave y apacible.
Tela de algodón, fina, con ligeras listas de color, utilizada en camisería.

céfiro

('θefiro)
sustantivo masculino
1. meteorología viento suave y húmedo El céfiro sopla del oeste.
2. tela delgada, casi transparente de algodón un camisón de céfiro
Sinónimos

céfiro

sustantivo masculino
1 poniente (viento).
2 favonio, brisa, aura, vientecillo.
Céfiro se usa en lenguaje poético.

céfiro:

brisavahaje, aura, corriente, hálito, vientecillo (NoRAE), airecillo (NoRAE),
Traducciones

céfiro

zephyr

céfiro

zefiro

céfiro

SMzephyr
Ejemplos ?
46 Ya la primavera, desheladas, vuelve a traer las templanzas, ya del cielo equinoccial el furor, con las agradables auras del céfiro, calla.
Automedonte unció bajo el yugo a Janto y Balio, corceles ligeros que volaban como el viento y tenían por madre a la harpía Podarga, la cual paciendo en una pradera junto al Océano los concibió del Céfiro.
Arde la juventud, y los arados Peinan las tierras que surcaron antes, Mal conducidos, cuando no arrastrados, De tardos bueyes cual su dueño errantes; Sin pastor que los silbe, los ganados Los crujidos ignoran resonantes De las hondas, si en vez del pastor pobre El céfiro no silba, o cruje el robre.
¡No es poco consuelo! Va el último: Z. Zephir En danés, el céfiro es viento de Poniente, te hiela a través del paño más caliente. -¡Por fin se acabó!
Con Astreo, Eos parió a los impetuosos Anemoi, el despejador Céfiro, el Bóreas de rápida marcha y el Noto, acostada amorosamente la diosa con el dios.
Y le hundió, irritado de corazón, en el ancho Tártaro. Son hijos de Tifón los recios Anemoi de húmedo soplo, menos Noto, Bóreas, Argesteo y Céfiro.
V Hablé, y la fuente quiso copiar su dulce arrullo; el céfiro en las ramas, con plácido murmullo, fingió el suspiro tierno que arrebató veloz.
Gozábanse los ojos a lo lejos por la extensión del campo solitaria en la varia ilusión de sus reflejos, que iluminaban la campiña varia: y allá se distinguía por la fértil llanura del granado y naranjo la verdura, y el campo igual, voluble y amarillo de la pajiza mies ya sazonada, y mucha parte en haces preparada para el áspero trillo, que de la caña inútil va a separar el grano auxiliado del céfiro liviano.
Entonces, cual con su aflato matutino el céfiro estremece el plácido mar y suscita proclives olas, 270 la Aurora al surgir por los umbrales del errante Sol, las cuales, tardamente primero, por su clemente soplo empujadas avanzan y levemente suenan con el plañir de la carcajada, tras ello, el viento al crecer, más, más se incrementan, y, con la purpúrea luz, de lejos nadando, refulgen: 275 así entonces del vestíbulo abandonando los regios techos a su casa cada uno con errante pie por doquier se retiraban.
Negras cautivas las sirven que por doquier las circundan, para su capricho esclavas, para su servicio muchas; jardines tienen abiertos de frondosidad oscura, do alegres pájaros trinan, do frescas fuentes susurran; do de los árboles altos la espesa sombra confusa, el aura abrasada templa, y el sol entolda y ofusca; donde en hamacas de seda muellemente se columpian del céfiro acariciadas que en la hojarasca murmura.
No quieras que yo sea, por tu soberbia pompa, Faetonte de barqueros que los laureles lloran. Pasaron ya los tiempos cuando, lamiendo rosas, el céfiro bullía y suspiraba aromas.
Debían ser caballos bereberes de España, nacidos de yeguas fecundadas por el Céfiro, pues corrían tanto como el viento, y la luna, que había salido con nosotros para iluminarnos, rodaba por el cielo como una rueda soltada de su carro; la veíamos a nuestra derecha, saltando de árbol en árbol y perdiendo el aliento por correr tras nosotros.