cáliz


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con cáliz: vinajeras

cáliz

(Del lat. calix, copa.)
1. s. m. RELIGIÓN Copa para consagrar el vino en la misa católica la norma exige que el cáliz sea de metal precioso. vaso litúrgico
2. literario Copa o vaso.
NOTA: En plural: cálices

cáliz

(Del lat. calyx < gr. kalyx.)
s. m. BOTÁNICA Parte de las flores que forma su cubierta más externa y el receptáculo de su base, generalmente verde y de la misma naturaleza de las hojas.
NOTA: En plural: cálices

cáliz

 
m. liturg. Vaso que contiene el vino en la celebración eucarística.
poét.Copa o vaso.
bot. Cubierta externa de las flores completas. Está formado por hojas modificadas llamadas sépalos.

cáliz

('kaliθ)
sustantivo masculino
1. religión vaso sagrado que se usa en ceremonias religiosas cáliz ceremonial
2. botánica parte externa de hojas que cubren a la flor flor de cáliz irregular
Sinónimos

cáliz

sustantivo masculino
(formal)copa, vaso*.
Traducciones

cáliz

calyx, chalice, goblet, The Cup, cup, mug

cáliz

calze

cáliz

Becher, Kelch

cáliz

calice

cáliz

calice

cáliz

calix

cáliz

kelk

cáliz

kalk

cáliz

kielich

cáliz

kalk

cáliz

cálice

cáliz

SM
1. (Rel) → chalice, communion cup; (= copa) → goblet, cup
cáliz de amargurabitter cup, cup of sorrow
2. (Bot) → calyx
Ejemplos ?
Consiste unas veces en los raptos del corazón de un hombre religioso, que como Milton experimenta una vaga turbación en lo íntimo de su ánimo; la poesía es otras veces un sentimiento tierno y candoroso, que se interesa eficazmente por las cosas más humildes, y deteniéndose a contemplar el cáliz de una flor, no se contenta con describirla, sino que se conmueve y entusiasma al contemplar esta belleza imperceptible de la creación.
Para remover y dar vida a toda idea fecunda, para adquirir todo género de conocimientos, para mantener y dar pábulo a ese dulce comercio que debe existir entre los hombres que se consagran al estudio, un compatriota, celoso de la ilustración, y que cuento con orgullo entre mis amigos, ha concebido la idea de este establecimiento a que es particularmente llamada la juventud, –esa parte interesante de la República que aún no se ha maniatado con la rutina, ni cegado con la triste incredulidad de una filosofía ya caduca, cuyo pecho está libre de odios y temores, cuya alma, como el cáliz de un vegetal...
Era yo un estudiante cuando me deleitaba con repetir alguna de sus estrofas: "Era mi corazón cáliz de llanto; del mundo en el vaivén quedó vacío y aunque risa me da mi desencanto me duele el corazón cuando me río".
¡Qué cuidado especial parece haber tomado la naturaleza para producir tan exquisita y delicada flor! Ella presenta su cáliz de alabastro, y convida con sus ricos néctares al pica-flor, para que venga a beberlo en su corola.
Yo argüía, y para mí era argumento definitivo, que los colores más vivos, más brillantes, la mayor cantidad de luz atesorada en un cuerpo, no se encontraba ni en el cáliz de la flor, ni en el ala de la mariposa, ni en la pluma del pájaro, sino que era preciso buscarla allá en las entrañas del globo serpenteando por sus rocas, clavada en ellas, hasta que la inteligencia humana la extraía, tallando la piedra preciosa o refinando el petróleo para descubrir los matices espléndidos de la anilina.
5° Para que la iglesia no estuviese demantelada y pudiese tener un ornamento, un cáliz, un misal y siquiera una imagen, ordena que se le ayude con doscientos pesos.
Pero cuando vio subrogada su escuela por las gratuitas y para él acabadas del Gobierno; cuando presintió el mendrugo arrojado por la caridad y surgió en su conciencia la idea de que era un hombre inútil, un parásito obligado de la savia ajena, vino para aquella alma triste el Getsemaní de sus dolores. ¡Qué amargura la de ese cáliz inagotable!
II La vida es una flo purísima al nacer... su aroma es el amor, su cáliz el placer. Es rosa que al tocar la mano juvenil, enseñan sus espinas a llorar; mas diera de ese cielo que matiza el arrebol el rayo de esperanza que alumbra como el sol y el sueño del Edén que el alma ve lucir por una de tus lágrimas,mi bien.
Pero a medida que nuestros ojos captan la penumbra de los primeros rayos del amanecer, no nos maldecimos la oscuridad restante. Reunamos las luces Nuestras ofertas al destino, no la taza de la desesperación, pero el cáliz de oportunidades.
Una triste florecilla Que en los céspedes vegeta, A la luz pura del alba Ricos matices ostenta, Y aroma grato despide, Y jugo abundante deja, Y el cáliz dó el semen guarda Menudas hojas conservan.
En el seno de nácar de la tridacne, dentro del agua blanca, movida, monstruos de esmalte turquí y bermejo nadaban lentamente, y en el cáliz de las flores del cerezo, gotas de humedad refulgían al sol.
El alto silencio, que parecía venir en ondas mudas del desierto cercano; la solemnidad del momento, impresionaron a los otros dos reyes. Su fantasía se entreabrió, como enorme cáliz de datura cargado de aroma.