burguesía


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con burguesía: burgués, burgueses

burguesía

s. f. SOCIOLOGÍA Clase social a la que pertenecen las personas acomodadas que no practican un trabajo manual y que dominan los medios de producción. mesocracia, clase media

burguesía

 
f. sociol. Nombre dado en su origen a los habitantes de los burgos. La aparición de esta nueva clase social, a finales de la Alta Edad Media, señaló un renacimiento de las actividades comerciales y artesanas en una Europa empobrecida y ruralizada. Con la Revolución Francesa, la burguesía sustituyó a la nobleza en su papel de clase predominante. El creciente desenvolvimiento del capitalismo moderno ha dado al término burguesía un concepto más amplio, que se opone polémicamente a proletariado.

burguesía

(buɾγe'sia)
sustantivo femenino
1. historia grupo social medieval no sometido a los señores feudales La burguesía se conformaba por artesanos, comerciantes y personas libres.
2. sociología grupo social conformado por personas de clase media acomodada El polo es un deporte de la burguesía.
clase social de personas que viven de sus negocios Los banqueros son parte de la alta burguesía.
clase social que tiene una buena situación económica, no del nivel de la alta burguesía La pequeña burguesía es un fenómeno urbano.
Sinónimos

burguesía

sustantivo femenino
mesocracia, clase media.
Suele distinguirse entre la grande y la pequeña burguesía, según su mayor o menor caudal.
Traducciones

burguesía

bourgeoisie

burguesía

Bürgertum

burguesía

bourgeoisie

burguesía

burguesia

burguesía

borghesia

burguesía

burgerij

burguesía

البرجوازية

burguesía

Burżuazja

burguesía

资产阶级

burguesía

資產階級

burguesía

SFmiddle-class, bourgeoisie
alta burguesíaupper middle class
pequeña burguesíalower middle class (Pol) (pey) → petit bourgeoisie
Ejemplos ?
El pensamiento político ilustrado Tanto en América como en Europa, las ideas liberales-y aun del socialismo utópico y el conservadurismo moderno-tuvieron como progenitores el pensamiento ilustrado, la revolución francesa y la revolución industrial inglesa (la doble revolución de la burguesía); los dos primeros en los planos teórico y político, el tercero –paulatino avance del capitalismo industrial-, acelerando la difusión de las relaciones mercantiles, la constitución del mercado mundial y la consolidación, ya irreversible, del nuevo orden social.
Pero bueno, en la reunión, “el desencanto que enfrenta la actividad agropecuaria”, me hizo acordar, ¿se acuerdan de aquella película de Luis Bruñuel, “El discreto encanto de la burguesía”, yo decía: “¿Cuál es el desencanto de la actividad agropecuaria?
Esta campaña coincidía en recíprocos ecos, con la que de afuera venía y a ella se sumaban los miembros de la burguesía enriquecida contagiados de ideología libertaria, afectados en su riqueza especialmente por el golpe dado a la especulación, cuando se establece el control de cambios y se paga el mexdólar con moneda mexicana.
LAUDE FROLLO Claude Frollo no era, en efecto, un personaje vulgar; pertenecía a una de esas familias que en el lenguaje impertinente del siglo pasado se llamaban indistintamente alta burguesía o pequeña nobleza.
(congresistas, fundaciones, militares, CIA y demás) y que, por otra parte, dada la debilidad de las izquierdas, es en México el único viable: modalizar, debilitándolo, el presidencialismo mexicano, mediante el fortalecimiento de un Partido de derecha en el que estén representados los intereses de la burguesía transnacional y que, como Partido opositor del PRI, constituya un bipartidismo actuante, que elimine el pluralismo y su pluripartidismo, como vía real para modificar la Constitución y acabar con la Revolución Mexicana expresada en los Artículos lo., 30., 27, 28, 123, 130, 131 y todos los que la expresen; las leyes de ellos emanadas y las grandes nacionalizaciones cumplidas en el país.
La burguesía está en todas partes...
Si bien funcionaron en la revolución francesa para instalar a la burguesía en el poder, no han trascendido en la realidad de toda la humanidad, pues la igualdad pregonada, sólo era petición de los que se sentían inferiores a los nobles de esa época, que por cierto, nada tenían de superiores.
Y esta simplificación de tan inocente apariencia, significaría el enfrentamiento interno institucionalizado entre la Revolución Mexicana y los intereses del imperialismo norteamericano representado por el Partido de sus testaferros. Sería el Partido de la Burguesía Mexicana Transnacionalizada.
Acusados peyorativamente de “jacobinos” por sus contemporáneos del bando realista o moderado, desempeñaron un papel comparable al de los dirigentes de la pequeña burguesía democrática en la Francia de los años 1793-94.
Comprendemos, por tanto, que lo moderno, en los albores del siglo XXI, es muy diferente a lo moderno en el siglo XIV: Vivir a la manera libre de los mercantilistas de Florencia y Venecia, entre otros; donde el aliento de la burguesía incipiente, con su empuje liberador de feudos, diera otro sentido a la vida retomado de tradiciones herméticas, pitagóricas, neoplatónicas, etc.
Pero como las estructuras sociales en el escenario americano no coincidían con las del occidente europeo, ni la oposición burguesía–aristocracia definía las fronteras y antagonismos en la sociedad, los elementos jacobinos se enfrentaron aquí a una contradicción insalvable: las masas veían en aristocracia criolla, fuerza dirigente del movimiento anticolonial, al explotador inmediato, en tanto ésta temía, por encima de todo, la rebelión popular.
Hasta la independencia, el régimen colonial no solo había impedido la formación y consolidación de una burguesía antifeudal –la burguesía comercial no era capaz de cumplir a cabalidad esta función- sino aun de capas medias de definido perfil pequeñoburgués.