bullicioso

(redireccionado de bulliciosos)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con bulliciosos: alveolo, bulliciosa

bullicioso, a

1. adj. Que tiene bullicio o causa alboroto ambiente bullicioso.
2. Que es muy nervioso o inquieto.
3. adj./ s. Que promueve o participa en un alboroto.

bullicioso, -sa

 
adj. Que produce bullicio.
Díc. de aquello en que hay bullicio.
Inquieto, desasosegado.
adj.-s. Sedicioso, alborotador.
Sinónimos

bullicioso

, bulliciosa
adjetivo
1 ruidoso, estrepitoso.
Se aplica a lo que causa bullicio o ruido y al lugar en que lo hay.
Traducciones

bullicioso

ausgelassen

bullicioso

boisterous, busy

bullicioso

ADJ
1. (= ruidoso) [lugar] → noisy; [niño] → boisterous
2. (= con actividad) → busy, bustling
Ejemplos ?
Múdanse el cierzo y ábrego enojosos Y andan auras y céfiros triscando Como enjambre de niños bulliciosos Que salen de su escuela retozando.
La gente del período Song, a diferencia de la de periodos anteriores, solía también comprar casas situadas cerca de los bulliciosos mercados.
Así, por ejemplo, en el libro Napoleón en Chamartín de la primera serie de los episodios nacionales, donde la casa es residencia de varios de sus protagonistas, es presentada así por el escritor canario: Su popularidad acuñó varias expresiones o dichos castizos del tipo «ser como la casa de tócame Roque», en el sentido de ser un lugar, hogar o familia bulliciosos y jaraneros, con frecuentes fiestas, voces, alborotos y riñas.
Relatada en primera persona por su personaje principal, Parker Lewis, relata las aventuras de un grupo de tres amigos: Parker, Mikey y Jerry (este último más que un amigo era una especie de asistente), en el Instituto de Enseñanza Media Santo Domingo durante los bulliciosos años de la pubertad.
Calcetín con Rombos Man: El cuento de Heidi Ranking Top (del amor)::3) Parque de Diversiones - Milton Ludovico:2) La Regla Primordial - Retrete Navarrete y los Bulliciosos.:1) Guácala - Carmencita (con Policarpo Avendaño y La Madre de Mario Hugo).
"Wipiti wopiti" - Bruja González " Ratoncitos " - Los Ratoncitos (Castro - Ilabaca - Pierattini) "Hermoso y desconocido" - Mario Hugo (Salinas - Ilabaca) "Los ratones" - Los Ratones (Espinoza) " Guácala " - Carmencita (Castro - Ilabaca) "Tu sangre" "31 minutos de terror" (Ilabaca) "La alcancía" " La regla primordial " - Retrete Navarrete y Los Bulliciosos (Díaz) "Sí o no" - Tulio y Bodoque y Juanín "Pic nic" (Ilabaca) "Pinocho" "Cómete tus vegetales" - Flacosis (Díaz) "La longaniza humorista" " Mr.
En Chinandega algunos grupos acompañan con guitarra los cantos de La Purísima y la carretera que une la ciudad de El Viejo con la de Chinandega se ve traficada toda la noche por carros bulliciosos que llevan los grupos a gritar de una a otra ciudad.
Su simpatía y su innata capacidad para las ventas terminan por llamar la atención de Moray, el joven dueño del negocio que depende financieramente del Señor Glendenning, cuya hija Katherine está decidida a casarse con Moray. La serie se graba en Lambton Castle, que se ha convertido en unos bulliciosos grandes almacenes de lujo de los años 1870.
La botella se sentía llena de canciones y versos referentes a cosas de las que no tenía la menor idea: las verdes montañas soleadas, donde maduran las uvas y donde las retozonas muchachas y los bulliciosos mozos cantan y se besan.
Pronto al ver que mar y tierra franco camino le dan, del rico harén el recinto como cárcel odiará. Los bulliciosos placeres de Europa y su sociedad, pronto el vacío que esconde su corazón llenarán.
Amaneció un día con el viento al Sur, casi en calma: el cielo sonrosado con algunas nubes aturbonadas; la bahía, como un espejo; la mar, como un lago, la temperatura, a placer; el campo, verde y fragante; las flores, meciéndose sobre los tallos; los árboles, entreabriendo sus hinchadas yemas y asomando por ellas las tiernas esmaltadas hojas, que se estremecían y se desplegaban al sentir por primera vez el calor de los rayos del sol vivificante; la sonora voz de las campanas de todos los templos, llenando de armonías el espacio, y el movimiento y la circulación, interrumpidos por la solemnidad de los días anteriores, restableciéndose bulliciosos en todas las arterias de la población.
Por último, la cazadora de aves con liga de miel, arrojó al aire la que quedaba en la copa; y como si hubieran saltado las gotas del líquido transformadas en rubíes, en esmeraldas, en topacios, en granates, en conchillas de nácar y en pepitas de oro, se dispersaron bulliciosos y deslumbrantes aquellos preciosos pajarillos, creados en el mismo instante en que la naturaleza sembró en los bosques argentinos la semilla misteriosa de la flor del aire.