bullicioso

(redireccionado de bulliciosa)
También se encuentra en: Sinónimos.

bullicioso, a

1. adj. Que tiene bullicio o causa alboroto ambiente bullicioso.
2. Que es muy nervioso o inquieto.
3. adj./ s. Que promueve o participa en un alboroto.

bullicioso, -sa

 
adj. Que produce bullicio.
Díc. de aquello en que hay bullicio.
Inquieto, desasosegado.
adj.-s. Sedicioso, alborotador.
Sinónimos

bullicioso

, bulliciosa
adjetivo
1 ruidoso, estrepitoso.
Se aplica a lo que causa bullicio o ruido y al lugar en que lo hay.
Traducciones

bullicioso

ausgelassen

bullicioso

boisterous, busy

bullicioso

ADJ
1. (= ruidoso) [lugar] → noisy; [niño] → boisterous
2. (= con actividad) → busy, bustling
Ejemplos ?
Sólo en los anchos balcones de una casa grande y sola, los cristales iluminan mil clarísimas antorchas. Óyese música dentro, y al compás de bulliciosa danza, retiemblan los vidrios a pesar de las alfombras.
La existencia agitada y bulliciosa de Madrid, comenzaba a manifestarse en los grupos de obreros que por la carretera se extendían; en los carruajes cubiertos de polvo que cruzaban por ella, en el vocerío de las mujeres que, mantón al brazo y pañuelo a hombros, regresaban de sus tareas, y en el rumor confuso que venía de la ciudad como un alentar poderoso.
Salgo del café, recorro las calles, y no puedo menos de entrar en las hosterías y otras casas públicas; un concurso crecido de parroquianos de domingo las alborota merendando o bebiendo, y las conmueve con su bulliciosa algazara; todas están llenas: en todas el Yepes y el Valdepeñas mueven las lenguas de la concurrencia, como el aire la veleta, y como el agua la piedra del molino; ya los densos vapores de Baco comienzan a subirse a la cabeza del público, que no se entiende a sí mismo.
Melancólico el semblante, y los labios entreabiertos, y las siniestras miradas, y el mudo desasosiego, ya en los saraos de la corte, ya en los festines risueños, ya en la caza bulliciosa, ya en solitarios paseos, ya en el salón, ya en la plaza, ya en la justa, ya en el templo, en la mesa, en el despacho, en la vigilia, en el sueño, un alma rota descubren por un fijo pensamiento y un corazón que devora el cáncer de un gran secreto.
El que esto escribe, que, aunque ya talludito, no es ningún Matusalén, aún conoció a la Alameda Vieja con una corte y concurrencia propia suya, de una fisonomía, la verdad, algo rancia y vetusta; pero de que era tan señora como el rey de sus alcabalas. Nunca le faltaba, pues, cierta concurrencia, no muy bulliciosa, pero cual convenía a su edad y a sus quebrantos.
Yo te veo, Señor, en el insecto que busca en la camelia nido y casa, con las galas de adorno tan perfecto que unas púrpura son, otras son gasa; y en el que enamorado de su pompa se contempla en la fuente bulliciosa, y en el que chupa almíbar con su trompa, y en el que se adormece en una rosa; y el que queda suspenso ante las ovas mecido en equilibrio con las alas, y al parecer les canta dulces trovas que solo entiendes tú que a ti te igualas; y en el reptil que turba linfas puras, que por su cauce nítido se alegra, y el que por las musgosas hendiduras asoma su cabeza verdinegra.
Y la lluvia batiendo su compás comienza de nuevo fuerte, calmada, violenta, bulliciosa, alternativamente, acompañando con sus tonos dulcísimos las vibraciones de dos corazones henchidos de amor y de zozobra.
Pasan carruajes que van de francachela hacia La Cuna de Venus; pasan las murgas de artesanos punteando sus liras, rasgando sus tiples; pasa gente regocijada y bulliciosa; y Tista, en el pretil, apoyado en el rifle.
Trabajo relativamente tranquilo, de poco esfuerzo, en realidad, pero oficio de competencia bulliciosa, de largas horas ociosas que se pasan pescando y que da para la vida y algo más.
la hora en que él cruzó el pórtico del templo lucían las estrellas con vivo centellear en el profundo azul, saturaba la primavera de trépidos y aromosos efluvios el ambiente, hallábanse las calles concurridas, rebosando animación, y los transeúntes cuchicheaban a media voz, fluctuando entre el recogimiento de las recientes plegarias y la expansión bulliciosa provocada por aquella blanda y halagüeña temperatura de abril.
El matrimonio, cuando llega, no significa la encarcelación para ellas, ni las separa de ningún modo del mayor interés de la sociedad, la bulliciosa vida del mundo.
Semejante es la virgen a la rosa que en su jardín guardada por la espina, mientras sola y segura allí reposa rebaño ni pastor se le avecina; el aura suave, el alba bulliciosa, la tierra, el agua a su favor se inclina; mozos y damas, del amor rehenes, la ansían y ornan de ella pecho y sienes.