bulevar


También se encuentra en: Sinónimos.

bulevar

(Del fr. boulevard.)
s. m. Calle ancha con un paseo central y árboles a ambos lados instalaron terrazas a lo largo del bulevar y los sábados se convertían en un hervidero.

bulevar

 
m. Calle pública ancha, que tiene una zona central por la que no pueden circular vehículos.

bulevar

(bule'βaɾ)
sustantivo masculino
avenida ancha con un paseo central El bulevar tenía hermosos árboles.
Sinónimos

bulevar

sustantivo masculino

bulevar:

paseoarteria, ronda, carrera, vía, avenida,
Traducciones

bulevar

Boulevard

bulevar

boulevard

bulevar

Boulevard

bulevar

boulevard

bulevar

Boulevard

bulevar

Boulevard

bulevar

Булевард

bulevar

Boulevard

bulevar

שדרות

bulevar

Boulevard

bulevar

SMboulevard, avenue
Ejemplos ?
A las diez de la noche, el conde de Sagreda entró en su Círculo del bulevar de los Capuchinos. Gran movimiento de los criados para tomarle el bastón, el sombrero de innumerables reflejos y el gabán de ricas pieles, que, al separarse de sus hombros, dejó al descubierto la pechera de inmaculada nitidez, la gardenia de una solapa, todo el uniforme negro y blanco, discreto y brillante, de un gentleman que viene de comer.
Yo me vuelvo a casa, porque le dije que salía por un momento; entras tú de visita y te haces el afanado; me dices que Amorteguí me estaba buscando con urgencia en el bulevar, porque tiene que hablar conmigo esta noche de un negocio.
Witteman Cónsul General--David Dreher Consejero para Asuntos Administrativos--Scott McAdoo Funcionario para Asuntos Públicos--Laurie Weitzenkorn Representante de Defensa--Jefe-Comandante Alwyn Young Agregado Comercial--James McCarthy Agregado Agrícola--Katherine Nishiura Representante de APHIS--John Stewart Enlace para Asuntos Ambientales --Bernard Link Funcionario para la Seguridad Regional--Michael Wilkins Administrador para el Control de Drogas--Paul Knierim Director del Cuerpo de Paz--Terry Grumley La Embajada en Costa Rica está situada en el Bulevar Pavas y la Calle 120, San José, tel.
Confundió el proscenio con las galerías, el patio de butacas con los palcos; anduvo del acomodador al director, regresó a la posada, volvió al despacho, y varias veces así, recorrió la ciudad a todo lo largo, desde el teatro hasta el bulevar.
Pero se interrumpe al ver que Filemón se ha desmayado, precisamente ahora que descansa. Los curiosos del bulevar, que esperan siempre un suceso, se aglomeran en torno del banco.
Por otra parte, su timidez se había gastado al contacto con compañías alocadas y volvía a provincias, despreciando todo to que no pisaba con un pie charolado el asfalto del bulevar.
—Plaza de la Bastilla—contesta Baucis, que no sabe dónde está la plaza. Un murmullo de tristeza; un gesto de lástima. Todos miran el extremo del bulevar, que se pierde en la noche. ¡Tan lejos!...
Ella los instalará en un carruaje; pueden descansar tranquilos. De pronto salta en medio del bulevar. Viene mugiendo un automóvil del ejército, desocupado y enorme, á toda fuerza de su motor.
La ansiedad tomó la forma concreta de una idea de movimiento, y tuve que contenerme para no realizar el deseo que surgió en las profundidades de mi ser, de correr como un loco, frenéticamente, hasta caer falto de aliento contra la sábana helada que extendía el invierno sobre el piso de la calle silen ciosa. Eran las doce menos veinte minutos cuando salí al bulevar y me confundí con el río humano que por él circulaba.
La señorita Mars, en las primeras representaciones de Hernani, se negó totalmente a llamar a su amante "Mon Lion!", a no ser que se le permitiese llevar una pequeña toque muy de moda en esa época, en la zona del bulevar.
Muchas veces salía, me iba, me paseaba por las avenidas, paseos, muelles, aturdiéndome con el ruido de la muchedumbre sin poder desterrar la obsesión que me perseguía. Hay en el bulevar, en una tienda de estampas, un grabado italiano que representa una Musa.
14 de abril Ayer saltó otro edificio destrozado por una bomba explosiva, y la concurrencia mundana aplaudió en un teatro del bulevar hasta lastimarse las manos, La Casa de Muñecas, de Ibsen, una comedia al modo nuevo, en que la heroína, Nora, una mujercilla común y corriente, con una alma de eso que se usa, abandona marido, hijos y relaciones para ir a cumplir los deberes que tiene consigo misma, con un yo que no conoce y que se siente nacer en una noche como hongo que brota y crece en breve espacio de tiempo.