buhardilla

(redireccionado de buhardillas)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con buhardillas: atico, boardilla, desvan, guardilla

buhardilla

(Diminutivo del ant. buharda, respiradero para el humo < bufar, soplar.)
1. s. f. Parte más alta de una casa, inmediata al tejado con el techo inclinado instaló el estudio en la buhardilla. desván
2. CONSTRUCCIÓN Saliente cubierto a dos aguas en un tejado, con una ventana que sirve para dar luz a un desván. mansarda

buhardilla

 
f. Buharda.

buhardilla

(bwaɾ'ðiʎa)
sustantivo femenino
1. último piso de un edificio con techo en declive Los niños jugaron en la buhardilla.
2. ventana sobre el tejado usada para dar luz mirar desde la buhardilla
Sinónimos

buhardilla

sustantivo femenino

buhardilla:

desvánbuharda, boardilla, sobrado, tabuco,
Traducciones

buhardilla

attic, garret, loft

buhardilla

мансарда

buhardilla

golfes

buhardilla

mansarde, grenier

buhardilla

soffitta

buhardilla

zolder, dakraampje, vliering, zolderkamer

buhardilla

půda

buhardilla

loft

buhardilla

υπερώο

buhardilla

ullakko

buhardilla

tavan

buhardilla

屋根裏

buhardilla

다락방

buhardilla

loft

buhardilla

strych

buhardilla

sótão

buhardilla

чердак

buhardilla

vind

buhardilla

ห้องเพดาน

buhardilla

tavan arası

buhardilla

gác xép

buhardilla

阁楼

buhardilla

SF buharda SF
1. (= desván) → loft
2. (= ventana) → dormer window, dormer (EEUU)
Ejemplos ?
Los rojizos tejados caían oblicuamente, protegiendo con el alero los tragaluces y ventanitas de las buhardillas, y entre la pimpante hojarasca de los castaños, por encima de la copa de los granados manchados de asteriscos escarlatas, se veía un gallo de cinc moviendo su cola torcida a todos los vientos.
Por esta derrengada escalera se sube al primer piso, en el cual vivirán por lo menos dos familias, y continuará la escalera hasta el segundo, y allí se cobijarán sabe Dios cuántos individuos; y se ramificará hacia arriba y hacia la derecha y hacia la izquierda, y en todos los pisos hasta el quinto, y en todos los cabretes y rincones y en las buhardillas y hasta en los balcones, habitarán pescadores oprimidos, sin luz, sin aire...
Los herederos de Dios han venido de buhardillas, chozas, cárceles, cadalsos, montañas, desiertos, cuevas de la tierra, y de las cavernas del mar.-CS 708 (1911).
n una ciudad de Francia, cuyo nombre nos estorba para el verso, por ser bárbaro para nuestra lengua armónica; de una de sus viejas casas, sita en una calle angosta, a un miserable aposento que con las buhardillas toca, es donde, aunque nos humille, la austera verdad histórica nos lleva de la leyenda hilvanada en estas hojas.
Tenía algunas mujeres que le buscaban noche y día, en las buhardillas y zahurdas todo lo de más desvalido que la miseria podía ofrecer, y bajo el pretexto de socorrer, las envenenaba, cosa que era uno de sus pasatiempos favoritos, o bien las atraía a su casa y las inmolaba él mismo a la perversidad de sus gustos.
No, ni en mi... ¿En cuántas buhardillas y no-buhardillas del mundo No hay en este momento genios-para-sí-mismos soñando? ¿Cuántas aspiraciones altas y nobles y lúcidas - Sí, verdaderamente altas y nobles y lúcidas -, Y quién sabe si realizables, Nunca verán la luz del sol real ni encontrarán los oídos de nadie?
Y desde entonces, en las buhardillas de los brillantes infelices, donde flota el sueño azul, se piensa en el porvenir como en la aurora, y se oyen risas que quitan la tristeza, y se bailan extrañas farándulas alrededor de un blanco Apolo, de un lindo paisaje, de un violín viejo, de un amarillento manuscrito.
Cuando llegaba el atardecer, se sentaba a su mesa y contemplaba soñadoramente el panorama de poniente: las torres sombrías de Memorial Hall que se alzaban al pie de la colina donde vivía, el torreón del palacio de Justicia, las elevadas agujas del barrio céntrico de la población, y sobre todo, la distante silueta de Federal Hill, cuyas cúpulas resplandecientes, puntiagudas buhardillas y calles ignoradas tanto excitaban su fantasía.
No eran hermano y hermana, pero se querían como si lo fueran. Los padres vivían en las buhardillas de dos casas contiguas. En el punto donde se tocaban los tejados de las casas, y el canalón corría entre ellos, se abría una ventanita en cada uno de los edificios; bastaba con cruzar el canalón para pasar de una a otra de las ventanas.
Desde entonces no le dejábamos salir, pero como se nos escapaba por las canales y buhardillas, tuvimos que tapar y cerrar con paños todos los agujeros.
Si los sótanos o las buhardillas no pertenecieren al mismo dueño...
es sujeto de un asfixiante procedimiento judicial que poco a poco se apodera de su vida; es interrogado en infectas dependencias de tribunales decadentes, instalados en buhardillas de la periferia; es espectador de extrañas situaciones relacionadas a los burócratas que lo rodean y conoce a personajes que parecen querer ayudarlo, pero son tan impotentes como él frente a las muchas instancias y niveles del poder judicial.