bufón

(redireccionado de bufones)
También se encuentra en: Sinónimos.

bufón, a

(Del ital. buffone.)
1. adj. Que actúa de modo chistoso o grosero. chocarrero, payaso
2. Que hace reír por servilismo.
3. s. m. HISTORIA Persona que vivía en palacio y que divertía a la corte con sus dichos y actuaciones.

bufón, -fona

 
adj. Chocarrero.
m. f. Truhan que se ocupa en hacer reír.

bufón, -fona

(bu'fon, -'fona)
sustantivo masculino-femenino
historia personaje cómico que divertía a reyes y cortesanos un bufón de la corte
Sinónimos

bufón

, bufona
adjetivo
sustantivo
Traducciones

bufón

Jester

bufón

шут

bufón

Šašek

bufón

ליצן

bufón

광대

bufón

jester

bufón

A. ADJfunny, comical
B. SM
1. (= payaso) → clown
2. (Hist) → jester
Ejemplos ?
De estas cenas había dado muchas Orso; pero también gustaba de otras más desenfrenadas, a que sólo asistían sus capitanes semibandidos, sus bufones y sus familiares, gente cínica y perversa.
Esta misma doctrina enseña con otra semejante muy a propósito, diciendo que no sólo ninguno puede vivir acomodadamente, pero que ni absolutamente puede vivir si no sabe quién es el carpintero, quién el pintor, quién el albañil a quien pueda pedir lo que necesita de su oficio, de quien pueda ayudarse para que le encamine y le enseñe lo que hubiere de hacer, y de este mismo modo nadie duda que es útil el conocimiento de los dioses, si supiere la facultad o poder que cada dios tiene sobre cada cosa; «porque de esta investigación resultarán el que podamos, dice, saber a qué dios debemos llamar e invocar para cada cosa, y no ejecutaremos lo que acostumbraban los bufones de las comedias pidiendo el agua a Baco y a las ninfas el vino».
Que el mundo de fuera se ocupase de sí mismo. Había bufones, había trovadores, había bailarinas, había músicos, había Belleza, había vino.
Los bufones eran casi siempre hombres muy feos, o flacos, o gordos, o jorobados. Uno de los cuadros más tristes del mundo es el cuadro de los bufones que pintó el español Zamacois.
Al fin, de todos estados entran en el número de los bufones, y por eso hay tantos; que, bien mirado, en el mundo todos sois bufones, pues los unos os andáis riendo de los otros, y en todos, como digo, es naturaleza y en unos pocos oficio.
Movioles asimismo a no darle parte el ser MarcoAntonio temerario y ambicioso, amigo de novedades, asistido de malas y bajas costumbres, deshonesto con publicidad, bebedor con infamia de su juicio, compañero de rufianes y alcagüetes y bufones, protector de facinorosos y delincuentes, y todo su espíritu una población de distraimientos y escándalos.
Pregunté la causa, y respondióme un diablo que eran aduladores, y que por esto eran bufones de entre cuero y carne. Y repliqué yo cómo se condenaban, y me respondieron: -Gente es que se viene acá sin avisar, a mesa puesta y a cama hecha, como en su casa.
Los bufones eran entonces algo como los periódicos, y los reyes no los tenían sólo en sus palacios para que los hicieran reír, sino para que averiguasen lo que sucedía, y les dijesen a los caballeros las verdades, que los bufones decían como en chiste, a los caballeros y a los mismos reyes.
Allí muebles riquísimos, tronos de oro y de plata y vajillas de porcelana, que era entonces menos común que ahora; allí enanos, gigantes, bufones y otros monstruos para solaz y entretenimiento de Su Majestad; allí cocineros y reposteros profundos y eminentes, que cuidaban de su alimento corporal, y allí no menos profundos y eminentes filósofos, poetas y jurisconsultos, que cuidaban de dar pasto a su espíritu, que concurrían a su consejo privado, que decidían las cuestiones más arduas de derecho, que aguzaban y ejercitaban el ingenio con charadas y logogrifos, y que cantaban las glorias de la dinastía en colosales epopeyas.
El lamentable incendio del teatro del Globo, acontecimiento debido, dicho sea de paso, a ese entusiasmo por la ilusión escénica que distinguía la dirección de Shakespeare, por desgracia, nos ha despojado, de un número de documentos importantes; pero en el inventario, que todavía existe, del guardarropa de un teatro en Londres coetáneo de Shakespeare, se hace mención de trajes especiales para cardenales, pastores, reyes, payasos, frailes y bufones...
(150) Toda hidalga y opulenta Que entre ella nobles venian Que provincias mantenian Con sus tropas y á su cuenta. Trageron mil invenciones, Refinamiento elegante Del lujo, heraldos delante Pages detrás y bufones.
Cuyas cosas en Castilla Por gente sóbria habitada Tuvieron boga sobrada, Rayando en la maravilla. Tomaron de ellos los trages Por gusto de la condesa, Y armáronse á la francesa De bufones y de pages.