Ejemplos ?
Hay poemas antiguos y modernos que, en su totalidad, exhalan por doquier universalmente el divino hálito de la ironía. Vive en ellos una verdadera bufonería transcendental.
Pues ¿qué mayor locura puede haber como el deleitarnos y ofendernos de las mismas cosas, y el tener por afrenta lo que me dice mi amigo, teniendo por bufonería lo que me dice el esclavo?
Acaso por estas quisquillas se despertó el encono de la gente de claustro contra el virrey Manso; pues un fraile, predicando el sermón del Domingo de Ramos, tuvo la insolencia de decir que Cristo había entrado en Jerusalén montado en un burro manso, bufonería con la que creyó poner en ridículo a su excelencia.
Raja Halwani afirma que «el amor por la vida» es un admirable rasgo del carácter de Homer, «mucha gente se ve tentada por no ver en Homer nada más que bufonería e inmoralidad....
Sobre todo, su repertorio consistía en canciones y coplas acompañadas de piano, violín, danza, pantomima y excentricidades rayanas a menudo con la bufonería insolente.
Hija de Putri pasangan Paiman y Siti Mutominah, ha incursionado en el mundo del arte desde la infancia. Mientras su padre estaba estudiando en la universidad de la UB, fue fundador de un grupo de bufonería en Malang.
Simplemente no podía creer que se tratara de Doctor Who... la bufonería contínua me ponía de los nervios". Una opinión similar tuvo Gary Russell quien, al hablar de la publicación en VHS de 1991, dijo " City of Death, como gran parte del material de Douglas Adams, está sobrevalorado y no me llama la atención, cayendo entre el territorio del buen pastiche y la mala parodia y haciendo la visión del mismo bastante insatisfactoria".
Nietzsche dice de Sterne que es «el escritor más libre de todos los tiempos», y «el gran maestro del equívoco... éste es su propósito, tener y no tener razón a la vez, mezclar la profundidad y la bufonería...
Enunció reglas bajo las cuales las obras debían escribirse, aboliendo la extravagancia y la bufonería superficial, en obras que debían ser serias y moralizantes.
¡Lo dicho, pedagógicas! –Y algo grotescas... –En efecto, no te lo niego. Gusto de la bufonería. –Que es siempre en el fondo tétrica. –Por lo mismo.