Ejemplos ?
Durante este periodo dominó de forma absoluta la producción de óperas bufas en Francia, tanto es así que en 1804 el periódico Le Courrier des Spectales comentaba a propósito de uno de sus estrenos: Esta nueva producción de Francisco Bianchi será aclamada durante mucho tiempo, y sin duda los teatros de provincias competirán entre ellos por presentar este espectáculo.
Entre 1954 y 1974 Blezard compuso canciones de Grenfell y operetas bufas como Freda and Eric, y ambos actuaron en el teatro y en la televisión en el Reino Unido, Estados Unidos y Australia.
Es de advertir que había compuesto ya varias óperas en Italia y que su Corisandra, ejecutada en la real academia filarmónica, anunciaba ya un talento particular para las óperas bufas; no obstante, ambicionando Langle moyores aplausos, se dedicó a la composición de una tragedia lírica titulada Mahomsto II.
La distribución de las voces en esta ópera (como en las bufas en general) es más natural: un bajo bufo con agilidad para realizar coloraturas para Don Pasquale; soprano y tenor para los jóvenes enamorados, Ernesto y Dorina, y un bajo o barítono para el intermediario, el doctor Malatesta.
Don Pasquale se estrenó en el Teatro de los Italianos de París el 3 de enero de 1843, siendo la última de las grandes óperas bufas italianas.
A ello se debió sin duda que uno de sus cuñados le reprochase que no se dedicara al teatro y le presentase las óperas bufas como obras harto difíciles.
Este recurso cómico-dramático llegó a hacerse tan popular que alcanzó categoría de espectáculo único compuesto por episodios humorísticos (o versiones bufas de clásicos como Cenicienta), acompañados de música, representados por personajes extravagantes y con la característica de que los actores encarnasen personajes de sexos opuestos, anticipando en cierta medida el transvestismo y al drag.
El período de máximo esplendor del parque fue entre 1858 y 1868, década en que se efectuaron grandes espectáculos teatrales, que podían acoger unos 1000 espectadores. Se representaban especialmente operetas cómicas, comedias bufas, zarzuelas y vodeviles, así como números de magia.
Y, en el ameno repaso histórico recopilado en su Anecdotario de la farándula madrileña, recuerda la presencia de compañías de operetas bufas españolas e italianas...
En 1778 estrena, en el propio Conservatorio napolitano, su primera ópera bufa L'archetiello, cantada en dialecto napolitano. Entre 1778 y 1780 estrenó varias óperas bufas, siempre en los diferentes teatros de Nápoles.
Tuvo una hija con Ludmilla, Lella Ricci (1850-1871) que también fue cantante, y un hijo con Franziska, Luigi Ricci-Stolz (1852-1906) que fue director y compositor de óperas. Tras volver a Italia retomó la composición de óperas bufas.
En los primeros 15 años de composición, Borghi escribió alternativamente casi el mismo número de óperas serias como de óperas bufas; sin embargo, a partir de 1777 sólo compuso dramas serios.