bucelario

(redireccionado de bucelarios)

bucelario

 
m. mil. Soldado de ciertas milicias bizantinas.
Ejemplos ?
Los Bucelarios de Belisario, al igual que los precedentes y más comunes ejemplos en Occidente, suponían una grave amenaza para el poder imperial, ya que elementos de la nobleza, o generales destacados de diversa índole, podían acometer alguna rebelión o amenaza al trono, en situación crítica con estas tropas selectas; debido a esto, los Bucellarii siempre estuvieron mantenidos en una estrecha vigilancia.
Así, Pselo tuvo el cargo de juez al menos en tres themas de Asia Menor (Tracesios, Bucelarios y Armeniacos), sin que se sepan exactamente las fechas.
Los bizantinos formaron tres columnas que debían marchar contra los árabes: la del norte, compuesta de las fuerzas de los temas del mar Negro (el de Armeníacos, Bucelarios, Colonea y Paflagonia); la del sur —probablemente el ejército que había combatido en la pradera del Obispo y que luego había seguido al ejército árabe en su avance—, formada por tropas de los temas de Anatolios, Opsicianos y Capadocia, así como por las de los kleisourai (distritos fronterizos) de Seleucia y Carsiano; y la columna occidental, mandada por Petronas, conformada por los hombres de los temas macedonio, tracio y tracesio y por los tagmata de la capital.
Apenas Miguel tuvo noticia de la caída de Amisos, ordenó que se formase una enorme hueste (al-Tabari indica que contaba con cincuenta mil soldados) de la que entregó el mando a su tío Petronas, el doméstico de las Escuelas, y a Nasar, el stratēgos del thema de Bucelarios.
En la época de la invasión musulmana, durante los siglos VIII y IX, pasó a ser una zona fronteriza, semidespoblada; sus habitantes, que nunca la abandonaron totalmente puesto que siempre hubo un contingente de bucelarios, buscaban refugio durante las épocas de peligro en las zonas montañosas próximas.
Parecen haber estado más vinculados al patrón, que era quien los armaba (aunque las armas pasaban a ser propiedad del sayón) y a quien pasaba todo el botín obtenido. Bucelarios y sayones constituían el séquito clientelar de cada magnate.
Cuando un noble o maior persona conseguía tierras por donación real, solía entregar parte de ellas a sus bucelarios y sayones. Los sayones son además una de las cofradías que desfilan en distintas procesiones de Semana Santa, vestidos con una túnica larga, como es el caso de la Semana Santa Marinera, donde representan a los caballeros cristianos que fueron a Tierra Santa a reconquistar los Santos Lugares y que rendían culto al Santo Sepulcro.
Por otra parte, no estaba dividido en turmas, sino domesticados formados por las tropas de élite del ejército, como los Optimates y los Bucelarios, ambos términos que datan de la época del reclutamiento de los federados godos en los siglos y.
Así, de los reyes dependían como clientes los gardingos. Los nobles, a su vez, tenían a los bucelarios. Y de los grandes propietarios de la tierra dependían los colonos.