brutal

(redireccionado de brutales)
También se encuentra en: Sinónimos.

brutal

1. adj. Que es propio de brutos o animales, por su irracionalidad las brutales sacudidas del caballo. bestial, salvaje
2. Que es muy grosero o violento es un mozalbete bronco y brutal. bárbaro, cruel

brutal

 
adj. Que imita o semeja a los brutos.
Enorme, colosal.
m. Bruto.

brutal

('bɾutal)
abreviación
1. que es violento y cruel golpe brutal
2. que tiene gran tamaño, intensidad o cantidad un dolor brutal una casa brutal
Sinónimos

brutal

adjetivo
3 (col.)bestial, colosal, formidable, enorme*, estupendo.
Modernamente en la lengua hablada, brutal se añade a muchos sustantivos con carácter intensivo general y adquiere los más variados matices. Ejemplos: una velocidad brutal; una comida brutal (buena); una mujer brutal (hermosa); un salón brutal (grande, lujoso); etc. Es el mismo sentido intensivo, de aplicación muy vasta, que en nuestros días tienen también los adjetivos bestial, colosal, formidable, enorme, estupendo y otros.

brutal:

enormeextraordinario, colosal, estupendo, formidable,
Traducciones

brutal

brutal

brutal

brutální, barbarský

brutal

bestia

brutal

brutaalne

brutal

جانورخوی

brutal

julma, barbaarinen, raaka

brutal

brutális

brutal

kasar

brutal

惨い, 残忍な, 野蛮な

brutal

잔인한, 미개한

brutal

brutal

brutal

brutal, barbarisk

brutal

жорстокий

brutal

tàn bạo, man rợ

brutal

barbarisk, brutal

brutal

barbarski, brutalan

brutal

โหดร้าย, ป่าเถื่อน

brutal

ADJ
1. (= salvaje) → brutal
2. (= genial) → terrific
3. (CAm) (= asombroso) → incredible, amazing

brutal

a. brutal.
Ejemplos ?
Pronto los sacrificios brutales que TEZCATLIPOCA ejercía entre los hombres, fueron olvidados por el dulce y bienhechor culto de QUETZALCOATL.
Había visto como los bárbaros arrasaban con sus armas brutales y su ambición despiadada los símbolos del TEOTL, la energía creadora.
He sido muy claro en decirle al pueblo lo que pienso. Chile vive dos flagelos brutales: el de la inflación, por una parte, y el de la cesantía, por otra.
Este gran problema que nos ha planteado la fatalidad ha sido embrollado adrede por falta de valor para presentarlo ante España en sus términos brutales, escuetos, que serían: ¿Quieres ser una nación modesta y ordenada y ver emigrar a muchos de tus hijos por falta de trabajo, o ser una nación pretenciosa o flatulenta y ver morir a muchos de tus hijos en el campo de batalla y en el hospital?
"Los brutales asesinatos de figuras destacadas de la vida política del país han lastimado hondamente a la ciudadanía, han sembrado inquietud y duda sobre algunas instituciones y, debemos admitirlo, han dividido a los mexicanos".
Y así quedó nuestro verdadero pueblo, el indio, el nacido aquí, el verdadero dueño de esta región llamada México, hasta hace poco en que ha comenzado a dejar de sentirse exiliado en su propia tierra, despojado, explotado, hundido en las brutales injusticias de los invasores y de su lacayos, nuestros propios paisanos que engañados, se pusieron a su servicio.
---- La brutalidad de los castigos, si acaso los hay, no detendrá los brutales linchamientos; se necesita civilización verdadera, establecida con la educación racional.
Tampoco podíamos aceptar la lacra del latifundio, los monopolios industriales y comerciales, el crédito en beneficio de unos pocos, las brutales desigualdades en la distribución del ingreso.
Esta asfixia financiera de proyecciones brutales, dadas las características de la economía chilena, se ha traducido en una severa limitación de nuestras posibilidades de abastecimientos de equipos, de repuestos, de insumos, de productos alimenticios, de medicamentos, Todos los chilenos estamos sufriendo las consecuencias de estas medidas, las que se proyectan en la vida diaria de cada ciudadano, y naturalmente, también, en la vida política interna.
Entonces, la multitud se arrojaba a la plaza, no de otro modo que en nuestras insoportables y brutales novilladas, armada de palos, chuzos y venablos, y corría atropelladamente a matar al toro como podía; pero éste, que no siempre era del parecer de la plebe, sino que solía dar en llevar la contraria, era causa de que en estas ocasiones ocurrían no pocas desgracias.
Cuando en otras ocasiones había nombrado a Trini Filomena, habíale causado mal efecto, pero en aquel instante antojósele que por causa suya acababa de mancharse Trini saliendo su nombre de aquellos labios agostados por las más brutales caricias; antojósele que Filomena, al nombrarla, la ponía a su nivel, y esto le hizo exclamar: -No me gusta que mientes a Trini.
El complemento de las juergas eran las travesuras brutales, las apuestas desatinadas; la florescencia de pasajera locura en los cerebros.