brusca

brusca

1. s. f. Leña menuda reunió brusca sobre los troncos. chamarasca
2. NÁUTICA Ramaje que se hace arder en el fondo del barco para limpiarlo de moluscos.
3. BOTÁNICA Planta cesalpiniácea de flores amarillas.
NOTA: Nombre científico: (Cassia occidentalis.)
Traducciones

brusca

harsch
Ejemplos ?
Pero en la brusca cesación de la luz, que como un golpe sentíamos dolorosamente en los nervios, el drama espectral nos cogía otra vez.
La brusca trasplantación del medio llanero, rudo, pero de intensas emociones endurecedoras del carácter, al blando y soporoso ambiente ciudadano, dentro de las cuatro paredes de una casa triste, al lado de una madre aterrorizada, prodújole un singular adormecimiento de las facultades.
Se llegó entonces, durante el 19 y el 20 de noviembre, a la conclusión de que no era conveniente intentar un ajuste brusco en el techo de la banda, en virtud de las siguientes consideraciones: • Una devaluación brusca del peso no se justificaba ni económica ni política ni socialmente...
-Por vía de Dios y de la Santísima Virgen, chavó, que canta usté que pone er pelo de punta, camara -exclamo brusca y apasionadamente el Cañamones cuando el Tano hubo puesto fin a su seguidilla gitana.
La baja de los precios de las materias primas en 1981 -y aquí incluimos al petróleo-, fue la más brusca en 25 años: el 20 por ciento promedio en ese año, como fenómeno brusco, repentino y reiterado, y afectó fundamentalmente a las materias y a los bienes que exportamos los países en proceso de desarrollo.
Por eso implementamos una política de tolerancia cero contra la violencia intrafamiliar, que afecta principalmente a nuestras mujeres, niños y ancianos. Sin duda nos preocupa la brusca caída en la tasa de natalidad que afecta a nuestra sociedad.
No obstante, el 23 de marzo de 2011, el Gobierno boliviano cambió brusca y unilateralmente su posición y anunció una estrategia para multilateralizar y judicializar su aspiración marítima, que se materializó hace pocos días con la presentación de una demanda ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.
Verdadero centro de las tradiciones monárquicas, con una gran copia de títulos de Castilla, que daban á la capital del virreynato el boato y exterioridades de una pequeña corte regia, mal podía romper en un instante con su pasado y hábitos de tres siglos. La transiclón era demasiado brusca.
A lo largo de los seis años de mi administración nunca se padeció una devaluación abrupta, a pesar de los variados episodios de riesgo económico que el país atravesó. No hubo una devaluación brusca cuando, por ese mismo motivo, se presentaron salidas importantes de capitales.
Lo que se evitó durante seis años fue una devaluación brusca del peso, porque en México esa medida siempre había provocado inflación, elevadas tasas de interés, quiebra de bancos y empresas, desempleo generalizado y caída de salarios.
Por todo esto, en noviembre de 1988, cuando invité a Pedro Aspe a ocupar la Secretaría de Hacienda, le señalé: "Una de tus mayores responsabilidades es evitar una devaluación brusca del peso".
Estas "Bases" eran el resultado de la labor del Equipo de Trabajo integrado por los funcionarios de la más alta jerarquía de Cancillería y los Oficiales Superiores desarrollado el 08 de Abril por el COMIL, quienes habían elaborado un estudio (Anexo V/10) cuya Introducción finalizaba con la siguiente conclusión: "La brusca reversión de la situación, las pérdidas significativas que ella representa para Inglaterra y su honor nacional herido, hacen que deba considerarse algún tipo de concesiones a otorgar por parte de Argentina".