bruñido

(redireccionado de bruñida)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con bruñida: transmigrar

bruñido

s. m. Acción que se realiza al bruñir una cosa y resultado de hacerlo. bruñidura

bruñido

 
m. tecnol. Operación de arranque de material por abrasivos para obtener un aspecto de espejo.

bruñido

(bɾu'ɲiðo)
sustantivo masculino
acción de dar brillo a una superficie metálica o de piedra el bruñido de un parachoques
Sinónimos

bruñido

, bruñida
adjetivo
Traducciones

bruñido

gloss

bruñido

A. ADJpolished, burnished
B. SM
1. (= acto) → polish, polishing
bruñido de zapatoshoeshine
2. (= brillo) → shine, gloss
Ejemplos ?
Como en la plena luz del mediodía semejan un incendio las cañadas, y a los oblicuos rayos de la tarde tranquilos mares de bruñida plata, sol de virtudes, astro que ama, tú, sobre todos mis dolores juntos, las ilusiones de tu luz levantas.
Un rubí concede o niega, según alternar le plugo, entre veinte perlas netas doce aljófares menudos. De plata bruñida era proporcionado cañuto, el órgano de la voz, la cerbatana del gusto.
La zarina lo ignora. Sus espejos de plata bruñida le dicen que es bella. Su caudalosa mata de pelo, color de cobre limpio, ondea y se encrespa hasta el borde del pesado caftán de terciopelo verde recamado de oro.
Alguna nieve, en el ramaje y extendida por el suelo, relucía cual bruñida plata, y al quebrarse en ella los rayos de la luna, ya lanzaban destellos diamantinos, ya formaban iris fugaces.
Por besar de esa señora La mano bruñida y blanca, Por reclinar en sus brazos Su cabeza ya cansada No temía el caballero Los peligros y distancias, Que por eso amor se pinta Con plumas que al viento igualan.
Estas plantas cubiertas de nieve, ofrecen por varias leguas el aspecto de una vegetación artificial, cuyos troncos, ramas, hojas y flores parecen de bruñida plata.
El delirio que atormenta a las cascadas, las furias que desatan las cadenas de las borrascas aprisionadas entre las nubes, los vientos que gimen entre la silbante paja, y la augusta soledad cortejada por el silencio y la melancolía, habrían sido, como son hasta el día, los únicos habitadores de esos palacios de bruñida plata, formados por los eternos hielos de la destrozada montaña.
Ora la lumbre boreal el aire cautiva tiene en tenebrosa niebla, ora le da salida y la derrama en fúlgidas vislumbres; ora vuela en rayos dividida, ora se tiende en ancha zona; aquí relampaguea bruñida plata; allá con el zafiro el amatiste y el topacio alternan y del rubí la ensangrentada llama; ya un alterado piélago semeja que de furiosa ráfaga al embate montes lanza de fuego a las estrellas; ya estandartes tremola luminosos; bóvedas alza; en carros de oro rueda; columnas finge; o risco sobre risco, fábrica de gigantes, aglomera; y hace el horror de la estación sombría de maravillas variada escena.
La compañía de gentiles hombres lanzas, en briosos caballos, luciendo casco con penacho de plumas, cota bruñida, lanza y adarga, escoltaba el coche, delante del cual iban el paje de guión y el caballerizo mayor.
¡Pues no faltaba otra cosa sino que, hallándose Santo Tomás de tertulia por la vecindad, nos hubiera hecho ascos o andado con melindres para venir a soltar una cana por esta su casa del Perú! En Calango, a diez y seis leguas de Lima y cerca de Mala, existe sobre una ladera una piedra blanca y muy lisa y bruñida.
Sobre una tabla adosada al muro la batería de cocina destácase bruñida y reluciente, y las pirámides de platos lucen sobre la mesa su inmaculada blancura.
-Los niños precoces viven poco -declaró el médico, solemnemente-, pero los ancianos moribundos, menos todavía... ¿No ves, Año incauto, cómo detrás de aquellos montes asoma la luna, que parece una placa de plata recién bruñida?